Uno de cada tres anuncios resulta imposible de entender por la letra pequeña

  • El exceso de letra pequeña, su obligada concisión y la velocidad a la que sale impresa en pantalla provoca que, en la práctica, uno de cada tres anuncios televisivos resulte imposible de entener para los espectadores

La Federación de Usuarios Consumidores Independientes (FUCI) ha realizado un estudio bajo el título 'La letra pequeña en la publicidad televisiva' de un centenar de anuncios emitidos durante el pasado mes de marzo en las distintas cadenas de televisión, de ámbito nacional, para comprobar la velocidad, cantidad, tamaño y concisión de información que aparece en ellos.

Asimismo, se estudió el registro que de ésta les queda a los televidentes tras observar que la letra pequeña de la publicidad televisiva, donde se explican las condiciones de contratación de diversos productos o servicios, aparece a una velocidad que puede resultar complicada para su lectura y posterior comprensión.

Asi, según este estudio, es prácticamente imposible seguir el texto en la pantalla por la excesiva velocidad en la que se transmite en el 34% de los casos. Mientras, casi la mitad de los anuncios llevan una velocidad media, cuya lectura, en ocasiones, es complicada debido al exceso de información que contiene el mensaje. Por último, sólo en un 19% de los anuncios analizados la letra pequeña aparece en la pantalla lentamente, siendo fácilmente asimilado por el teleespectador. Automóviles, telecomunicaciones y servicios banacarios son los anunciantes con más problemas en este sentido.

Por otro lado, el 50% de los spots analizados contiene una información excesiva, al haber letra pequeña desde prácticamente el principio hasta el final de éste. Son los anuncios de telefonía e Internet los que mayor carga informativa llevan, seguidos de entidades financieras y créditos rápidos y reunificación de deudas (23,3%).

En cuanto al tipo de letra, FUCi ha detectado que en uno de cada diez anuncios la letra es sensiblemente inferior, lo que dificulta su lectura. Este hecho se da, especialmente, en anuncios de entidades financieras. Respecto a la concisión, merece un aprobado en casi el 80% de los anuncios, aunque deja abiertas dudas en el resto con la aparición de frases tales como "sujeto a condiciones", "ver condiciones en folleto informativo".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios