"El concursante debe caer o muy bien o muy mal"

  • El presentador reconoce que le da pena tirar por la trampilla a los perdedores

En esta semana se han estrenado los famosos en caer por la trampilla. Ahora caigo llegó durante el verano para quedarse en las tardes de Antena 3. Y también en alguna noche especial. El valenciano Arturo Valls es el presentador de un concurso en el que la sabiduría y el espíritu de supervivencia no lo son todo.

-¿Por qué funciona Ahora caigo con una mecánica en teoría tan simple?

-Lo de las caídas es una fórmula que siempre funciona. Si a esto le añades preguntas accesibles para el gran público, todo se completa. Ah, claro, y por supuesto la simpatía del presentador.

-¿Cómo sería su concursante ideal?

-El que aporte algo. El concursante debe caer muy bien o muy mal. Deben de dar juego, que disfruten, que se enfaden. Hay quienes conectas más o menos, y eso quiere decir que los concursantes funcionan.

-¿Cuál ha sido el concursante que más inolvidable por ahora?

-Recuerdo a un tal Josean, que llamaba a su madre por teléfono y retaba a todos los concursantes y les decía "me recuerdas a mi ex novia". Twitter echaba humo. Ya prometía cuando estaba en maquillaje porque se grababa a sí mismo. También un andaluz, de Jaén, Gabriel, el filósofo, que irritaba a la gente. Cuando cayó, el público aplaudió mucho.

-¿Ha probado la caída libre de la trampilla?

-Sí, sí. La probé el día que hicimos el especial de Halloween. Me tiré y lo editaron al revés para hacer el efecto de subida. Desde que lo probé me da pena tirar a los concursantes. La sensación de no saber cuándo se va a abrir, es como una atracción de feria en la que se te sube el estómago.

-¿Quién acciona la trampilla?

-Alguien en control. Yo me dedico a despistar hasta que el concursante cae.

-¿Ha vivido algún momento tenso con las caídas, con las derrotas ?

-Provoco que los concursantes sigan jugando y se arriesguen. Recuerdo que una chica de Sevilla me llegó a decir después de perder el dinero, "te odio, te odio"; le contesté: "mujer, esto es un juego"; y ella respondió: "vale, no te odio, pero me caes muy mal".

-¿El más divertido?

-Pues fue en un momento de tensión, en un duelo. El concursante central dijo: "aquí hay más tensión que cagar sin pestillo" y en ese momento no pude parar de reír.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios