Jesús Calleja. 'Desafío en el abismo'

"Ha sido la experiencia más difícil"

  • El aventurero regresa a Cuatro con diez jóvenes inexpertos dispuestos a afrontar el mayor reto de su vida. Sólo dos de ellos descenderán por la sima más profunda del planeta.

Su vida no se entiende sin riesgo. Jesús Calleja regresa a Cuatro con Desafío en el abismo, un programa grabado en localizaciones de México y Guatemala y en el que ha vuelto a embarcar a personas inexpertas, a las que hará bucear por estrechos túneles de 150 metros de largo, hacer rápel desde un helicóptero o lanzarse en tirolina. Sólo dos de sus acompañantes podrán vivir la experiencia de bajar al abismo de Cimarrón, una de las simas más profundas del mundo.

-Es la cuarta vez que afronta una aventura de riesgo con gente inexperta. ¿Por qué nos va a sorprender Desafío en el abismo?

-Porque los protagonistas son diez personas que jamás han hecho nada similar y que se han decidido a embarcarse en una aventura como ésta porque, ahora en estos tiempos difíciles, necesitan demostrarse que son capaces de superar retos en la vida. Si ellos, que no tienen ni idea de aventura, son capaces de superarlo, dejan claro que cualquier cosa es posible en la vida.

-Por primera vez, además, nos mostrará no sólo la faceta deportiva de los concursantes sino también su convivencia.

-Así es. Tendremos cámaras que los seguirán las 24 horas del día, lo que nos ha reportado tener un programa con mucho más humor que el resto. Yo me he partido de risa al verlo porque, en muchas ocasiones, se olvidaban de que tenían al lado una cámara.

-En este equipo hay gente que nunca ha dormido en un saco de campaña o que no sabe nadar. ¿Qué empuja a este tipo de personas a sentirse atraída por un programa de tanto riesgo?

-Sobre todo, la necesidad de cambiar su forma de vida. En estos tiempos difíciles necesitan ponerse al límite para saber que son capaces de vencer cualquier dificultad en la vida. Para ellos es muy importante participar en algo así. En otros programas contábamos con concursantes que, aunque no supieran nada de escalada o de riesgo, sí eran personas deportistas. Pero ahora no. Tenemos hasta una chica con sobrepeso que nos da a todos una lección al demostrarnos que la verdadera fuerza para superar estos retos reside en la cabeza. Veréis cómo en cinco semanas estos diez concursantes cambian radicalmente y son capaces de todo.

-¿Y no teme que la inexperiencia de estos chicos termine desembocando en algo que se os escape de las manos?

-Somos un equipo de profesionales que afronta el riesgo y que acumula muchísima experiencia. Creo que somos la única productora en el mundo capaz de embarcarse en retos de este tipo.

-Pero la vida de estos diez jóvenes depende demasiado de vosotros. ¿No se pasa miedo cuando las cosas se tuercen en mitad de la nada?

-Hay veces que sí. Se dan situaciones complicadas que sólo se pueden gestionar desde la experiencia acumulada durante años. Pero es cierto que no puedes evitar asustarte cuando se producen situaciones límites. Y lo veréis también en Desafío en el abismo. Pero ése es nuestro reto y nos congratula ver cómo otros chicos que han compartido con nosotros la experiencia en años anteriores ahora son capaces de rescatar a personas que se encuentran en peligro y afrontar cualquier situación extrema. A todos, sin excepción, este programa les cambia la vida. Les hace ser más inconformistas y luchar por retos que antes ni siquiera se planteaban.

-A pesar de que la experiencia del equipo está más que demostrada, en esta ocasión habéis reconocido que se os ha ido la pinza. ¿Por qué? ¿Es que acaso os habéis arrepentido de embarcaros en esta aventura?

-Se nos ha ido la pinza porque buscar un perfil de gente que no fuera deportista era un reto muy difícil. Pero lo hemos conseguido. Estoy convencido de que Desafío en el abismo sorprenderá a muchos. No os dejéis engañar por las apariencias. En cuanto a si nos hemos arrepentido, por supuesto que no. Ha sido la experiencia más difícil de todas las que he hecho y también la más complicada de filmar, pero no me arrepiento.

-En otros programas de este mismo tipo, como el que grabasteis en el Himalaya, tuvisteis que soportar bajas del propio equipo técnico ¿Se volverán a vivir este tipo de situaciones?

-Sí. Se vivirán situaciones idénticas y sufriremos bajas en la parte técnica. Cogemos fiebre, diarrea, picaduras de un escorpión... Date cuenta que en la selva no hay nadie que te quiera y casi todas las situaciones son hostiles.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios