Daniel Diges

"No voy a fiestas, no tomo alcohol... vivo como un cura"

  • El cantante y actor madrileño participante en Eurovisión 2010 prepara una gira estival en solitario.

Algo pequeñito y Eurovisión están unidos a su nombre, pero este actor y cantante fajado en musicales ha tenido un buen año a raíz de su participación en Tu cara me suena, en Antena 3. Quedó segundo, por detrás de Roko, en la segunda edición del concurso de imitaciones de Gestmusic y ahora prepara, con vistas al verano, una gira mientras ha seguido siendo Gastón en la escena de La Bella y la Bestia.

-¿Como ha sido lo compatibilizar un programa semanal con un representación en los escenarios?

-Pues como podéis imaginar ha sido un palizón, pero ahora que soy joven tendré que aprovechar estas situaciones. En estos momentos estoy trabajando en mis propios conciertos y eso es un sueño que quiero hacer realidad. Y eso me lo ha permitido salir cada lunes en Antena 3.

-¿Notó mucha diferencia entre participar en Eurovisión y una final de Tu cara me suena?

-No tiene nada que ver. La presión en Eurovisión es muy fuerte. Todo te rebasa, es todo muy grande. Le deseo todo lo mejor a El sueño de Morfeo, porque es una experiencia dura. En cualquier otro concurso da igual el puesto en que estés. Ganar es "guay", como te obliga algo como Eurovisión, pero en un programa yo prefiero divertirme y ayudar a otros.

-¿Lo pasa mal ante las cámaras?

-Sí. Yo soy muy nervioso y siempre lo paso mal con eso de cantar ante el público. En el teatro estoy más acostumbrado, pero también sientes esa incomodidad. Y además de cantar, bailar. En el mundo de los musicales ya tengo fama de que me cuesta, que hay darme caña. Pero mi trabajo es así: hay que ensayar mucho para que todo salga como esperas.

-¿Y qué hace para estar en forma con este ritmo?

-Tomar muchas vitaminas, sí, es la forma de aguantar este ritmo. Y no salir, nada de fiestas. Nada de alcohol… Vivir como un cura, vamos.

-¿Le rebasó la experiencia de las imitaciones?

-De Tu cara me suena me sorprendió sobre todo la aceptación entre el público. Fue para mí una sorpresa la repercusión. Este programa me ha dado mucho. La televisión te pone, de verdad, en primer plano. No sé si eso es bueno o malo, justo o injusto, pero si no haces tele no tienes las mismas posibilidades de triunfar.

-Y usted es mucho más que una canción en Eurovisión...

-Hasta ahora todos me asociaban con Algo pequeñito. Una canción que odiabas o amabas y estaba marcado. Participar en un programa semanal me ha permitido darme a conocer a muchos espectadores. He podido dar registros diferentes, ser yo mismo contando chistes malos… eso en verdad, mola.

-¿Tuvo críticas negativas?

-A Rosa López le encantó la imitación que hice de ella, pero algunos fans se lo tomaron mal. No les gustó por ejemplo que hablara ceceando. Hice todas las imitaciones con respeto y profesionalidad. Aprendí mucho en esas semanas. Yo soy una persona muy insegura y Tu cara... me ha dado madurez, sin importarme tanto las críticas.

-¿Con qué imitación se queda de todas las que hizo para el programa de Gestmusic?

-De todo lo vivido no se me va a olvidar la imitación de Montserrat Caballé, ver las caras de los demás cuando iba andando por los pasillos. Fue una sesión agotadora, pero fue muy satisfactoria.

-Lo de Caballé fue su punto de inflexión.

-Sí, creo que fue ahí donde me gané el respeto de los espectadores. Los compañeros del musical me ayudaron mucho. Con ese trabajo convencí así a muchos detractores, bueno, más que detractores a esas personas que tenían limitada mi imagen a lo de Eurovisión.Alguno creía que yo era un simple hortera.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios