Blake Lively

"No me gustaría pensar que animamos a ser como Serena"

  • El canal de pago Cosmopolitan estrena la sexta y última temporada de los niños bien de 'Gossip Girl', con una de las actrices de moda al frente del reparto.

Comentarios 1

Es una de las jóvenes actrices del momento y su papel en Gossip Girl le ha abierto la puertas de Hollywood de par en par. Blake Lively, Serena en la ficción que le ha dado la popularidad mundial, participa también en la película Salvajes, de Oliver Stone y ha tenido un último año frenético, con jornadas de trabajo de dieciocho horas. Comienza la sexta y última de Gossip Girl en el canal de pago Cosmopolitan, también protagonista del Festival de Series de Canal + que se ha celebrado en Madrid, y comprobaremos la evolución y madurez de Serena y de la propia Blake.

-Serena ha desaparecido en el arranque de los nuevos episodios, pero es porque ella ha encontrado el amor. Drama y romance intravenoso para empezar el último tramo...

-Serena está entregada a ese amor, Steven (Barry Watson), y no va a ser de su agrado ver cómo se entrometen en su vida. Va a tener muchos enfrentamientos con Blair. Los guionistas aseguran que Gossip Girl va a tener un final memorable.

-Usted, de todas formas, se siente muy diferente a su personaje.

-Sí, claro, muy diferente. Cuando era estudiante era una alumna muy comprometida con su entorno. No tenía mucho que ver con Serena, ni he vivido tan atormentada. Nunca he tomado drogas o me he acostado con el mejor amigo de mi novio, por ejemplo, como sucede en la ficción. En realidad a veces me sorprendo que en la realidad soy una combinación entre extroversión y 'supertimidez'.

-La serie a la que debe todo se termina ¿Qué va a hacer ahora, tras tantos años intensos?

-También había hecho antes más cosas. Con Gossip Girl me había concentrado en este proyecto y ahora se me presentan nuevas oportunidades, en géneros diferentes, para probar y hacer otras cosas diferentes. Cuando participas en una serie como Gossip Girl sólo tienes dos meses libres al año y en este tiempo he aprovechado esas semanas haciendo cine, como ocurrió con Salvajes, donde hacía algo completamente distinto. Sigo leyendo guiones y lo que quiero hace es buen cine.

-También, además de la interpretación, usted ha conseguido convertirse en un icono de la moda para millones de chicas de todo el mundo. La moda es otro camino para su trabajo.

-A mí me halaga que me consideren un icono de la moda, que me clasifiquen entre las actrices mejor vestidas. Me halaga porque es todo un esfuerzo personal. Por ejemplo, mezclo ropa de diseño con cosas que consigo en mercadillos y me gusta innovar, pero "estar ideal" las veinticuatro horas le aseguro que es un trabajo duro a jornada completa. Hay días en que a lo mejor me pregunto "¿por qué pierdo el tiempo arreglándome cuando podría estar durmiendo más horas?". Me doy cuenta de que mi imagen forma parte de mi trabajo. Si además, disfruto con la moda, no me puedo quejar.

-En la vida real Blake Lively podría presentarse como ejemplo. Sin embargo Serena o Blair no son unos dechados de perfección para presentarlos como modelos a imitar entre los jóvenes espectadores.

-No crea no me preocupa, que no nos preocupa, que haya jóvenes que no distingan la ficción de lo que es la vida misma. No me gustaría pensar que estamos animando a otras jóvenes a comportarse como Serena o a Blair. Las actitudes en la serie de nuestros personajes son frívolas y egoístas. Hay que tomarse Gossip Girl como lo que es: sólo una ficción.

-Hay mucha más Blake Lively detrás de su apariencia ¿cómo se definiría?

-Siempre hay mucho más detrás de las cámaras y de las palabras. Yo me considero, pese a todo, una mujer clásica, trabajadora y muy constante. En mi vida siempre me he puesto meta, la mayoría de ellas complicadas de conseguir, para retarme. Me gusta implicarme, estar ahí, donde debo estar. Si de esta manera soy inspiración para otras personas, soy aún más feliz. Los jóvenes de hoy tenemos que hacer muchas cosas buenas para el futuro, para nuestro futuro.

-Y además de trabajar mucho, usted debe de cuidarse. Tiene muchos años por delante.

-Podría decir que me cuido mucho, que hago algo especial para mantenerme en forma, pero estaría mintiendo. En realidad no hago casi nada por cuidarme. Tampoco me siento perfecta, ni me llevo horas y horas ante el espejo. Tengo muchas imperfecciones en mi cuerpo pero, sinceramente, prefiero tener un poco de celulitis que quedarme sin ir a comer a un buen restaurante y darme el capricho de tomarme un helado cuando me place. No hay secretos ni cuidados especiales para mí.

-¿Quién es la chivata? ¿Quién es Gossip Girl?

-En todo el mundo se está especulando, y hasta apostando, sobre quién es. Nosotros mismos, los actores, hicimos apuestas para adivinar quién era. Yo hubiera dicho que era mi perrito, Penny. Llegué a hacerle hasta una sesión de fotos delante del ordenador posteando para corroborar que era quien está detrás del seudónimo Gossip Girl. Pero no, habrá que ver el final en este otoño.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios