Araceli álvarez de sotomayor. guionista de 'la que se avecina'

"Yo tenía un novio que decía eso de 'tengo la sartén por el mando'"

  • Dirigía un bufete de abogados en Marbella cuando se dio una oportunidad como actriz antes de recalar en esta comedia de T-5 que se escribe de manera poco ortodoxa

Comentarios 1

Esta actriz y guionista cordobesa estaba llamada a ser una abogada de prestigio. De hecho lo fue, hasta que hace unos diez años decidió dejar el bufete de abogados que dirigía en Marbella para dar rienda a su auténtica, y hasta entonces ínitima, vocación: la interpretación. La culpa la tuvo un taller teatral en Marbella y Araceli Álvarez de Sotomayor desoyó todas las recomendaciones familiares. Las obras de teatro y sus apariciones en series le llevaron finalmente a una labor más gratificante que le ocupa todo el trabajo a lo largo del año: la de dar vida y diálogos a los personajes de La que se avecina. La comedia de Telecinco, que ha alcanzado su novena temporada, se escribe "a pulso", una labor artesanal entre su productor ejecutivo, Alberto Caballero, y los guionistas, Araceli y Daniel Deorador.

-Todo el mundo pensaría que La que se avecina se escribe con un equipo de 15, 20 guionistas...

-Eso sería lo típico, pero este trabajo nuestro es muy artesano. En realidad somos cuatro, pero Laura Caballero suele estar en el plató y en otras obligaciones. Llevo aquí cinco temporadas y es el trabajo más exigente al que me he enfrentado, por encima del de ser abogada.

-Es más fácil que se coordinen tres o cuatro personas, pero entonces todos deben rendir como si fueran varios.

-Así es. Nosotros nos reunimos todos los días en el despacho. Físicamente el que escribe es Alberto y vamos escribiendo los diálogos sobre la marcha. Anteriormente ya hemos pensado en un esqueleto, en la escaleta del episodio, para que no haya fallos de estructura. Vamos secuencia por secuencia y los diálogos los hacemos interpretando, pensando en cómo lo harían los propios personajes. Es curioso escucharnos con la voz de Coque, de Antonio, de Berta. La mejor forma de escribir es cómo suenan las palabras en la voz de esos mismos personajes.

-Entonces, imaginan frase por frase el episodio.

-Todo sale de estas tres cabezas y estamos muy compenetrados. Hacemos muchas parodias de nuestros propios personajes. Hacemos charletas. El humor siempre surge de nuestras propias vivencias...

-¿Cómo alimenta, entonces, la inspiración para tantos chistes?

-Siempre estoy observando. Las cosas que pasan las copio, archivo todo lo que sea digno de aparecer en la serie. Mis amigas me dicen "esa frase que ha puesto es mía", porque ya no me acuerdo cómo han surgido las ideas. Yo plagio mucho lo que cuentan los amigos. Yo tenía un novio que se inventaba las palabras y decía eso de "tengo la sartén por el mando", que ha pronunciado Amador alguna vez.

-¿Es la calle el mejor filón?

-Te nutres de tu entorno. Yo iba antes a trabajar en metro y ahí escuchaba de todo. Los chistes también surgen en el momento, cuando estás trabajando, y pueden rematarlo otro.

-¿Viven así al filo del agotamiento?

-El cerebro se entrena para un trabajo así. Esto es un oficio y yo leo cosas mías de hace diez años y me da vergüenza. Vas aprendiendo a crear los diálogos, a que fluyan.

-¿No ganaba usted más dinero siendo abogada?

-Me iba estupendamente y mi padre me decía que la interpretación sólo podía ser un hobby. Pero con 34 años me despedí de mis socios y me fui a Madrid. Nunca es tarde para empezar a hacer lo que te gusta.

-Y ha tenido suerte.

-Sí. Vivir del mundo artístico es muy difícil. El 94% de los actores está en el paro, porque es un mercado pequeño y suelen trabajar los mismos.

-Aquí no hay quien viva y La que se avecina se fraguaron con muchos actores que no eran conocidos

-Intentamos dar siempre oportunidades. En los papeles capitulares suelen aparecer rostros muy conocidos, pero a mí me gusta ver cómo se desenvuelve ese actor menos popular para el que has pensado una intervención ideal. La directora de casting, Elena Arnau, cree mucho en las oportunidades y Alberto siempre está abierto a gente nueva.

-¿Cuando empieza a pensarse y escribirse una nueva temporada?

-Empezamos tres o cuatro meses antes de la grabación. Los personajes los tenemos interiorizados y es muy gratificante ver que las escenas salen como has imaginado.

-Quédese con un personaje.

-Me resulta muy divertido con Fermín, con el personaje de Fernando Tejero, porque todos conocemos a esos pícaros de playa. Fermín me retrotae a nuestra tierra, a los buscavidas que hay en cualquier esquina.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios