"El primer plato que hice fue una tortilla a la francesa"

El apellido Arguiñano es el sello, que tratándose de una cocina en el plató da alas para que las manos expresen didáctica y pericia a partes iguales con las cosas de comer. Eva, la chica de los postres y con una buena colección de recetarios a sus espaldas, tiene su programa propio desde que La Sexta inició sus emisiones. Cada sábado y domingo aparece por las mañanas con Hoy cocinas tú, producido por Bainet, la firma audiovisual dirigida por Karlos. En este espacio la gente anónima recibe los consejos de la cocinera para hacer los platos en casa y sorprender a sus familiares y amigos. El programa de cocina une así su vertiente de coaching con un ligero toque de telerrealidad.

-Me piden que ante todo aclare si lo que se cocina en su plató es de verdad. Si se puede comer...

-Hombre, por supuesto. Hacemos los platos en directo y después se quedan para que los coma el equipo. En ocasiones hay platos que están ya preparados porque su cocción es larga y entonces enlazamos lo que hemos preparado ante los espectadores con el que ya está listo. En la trastienda está Patxi Trula con todo lo que haga falta. Pero, vamos, no hay trampa ninguna en nuestros programas de cocina.

-Usted, por su entorno familiar, inevitablemente sería de las que jugaba a las cocinitas...

-Claro, jugaba a las cocinitas y a las tiendas. Me gustaba montar mi puesto.

-Lo ha tenido así más fácil para dedicarse profesionalmente a la cocina.

-La cocina, en mi familia pero en general en esta tierra, es algo que forma parte íntima de nuestra cultura. Es una gozada cocinar cuando hay tal variedad de productos y con la calidad de la despensa española. La cocina forma parte de nuestra vida y la buena mesa se disfruta mucho, para encontrarse con los amigos, para cerrar un negocio, para estar en familia...

-¿Cuándo hizo su primera receta, su primer plato de verdad?

-Tendría unos siete años y seguro que fue una de las tortillas a la francesa que ponía a mis padres para cenar. Yo, que soy la hermana pequeña, en mi casa era la encargada de hacer las cenas.

-Aunque toca todos los palos culinarios ¿Por qué se especializó en los postres?

-Cuando me incorporé al restaurante de mi hermano lo que estaba libre era el apartado de los postres y ahí pude dar rienda a mi creatividad. Ahí sigo, pero sin dejar de lado cualquier otra labor en la cocina.

-Y es una lástima, porque los postres tienen mala fama. Que engordan mucho y hay que evitarlos. Muchos evitan tomar postre, como si estuvieran castigados.

-Lo que he intentado siempre en mis apariciones en televisión es hacer ver que el postre puede ser un plato sano, un complemento en la dieta. Se pueden hacer postres deslumbrantes sin ser hipercalóricos. Con fruta, con cremas ligeras. El postre, tomado con moderación, tiene que seguir teniendo su sitio y no hay que eliminarlo de una buena comida.

-El restaurante Arguiñano, en Zarauz, es uno de los lugares más fotografiados del País Vasco. Es casi un lugar de peregrinación para miles de turistas ¿Cuál es su jornada laboral?

-A las siete de la mañana ya estoy en el restaurante para preparar la bollería del hotel y después me pongo a hacer los postres. Suelo terminar a las tres de la tarde y tengo la tarde libre para hacer otras cosas. Si hay que firmar libros o autógrafos de los visitantes, siempre se hace con mucho gusto. Estamos encantados con las avalanchas.

-¿Cuántos días dedica a los programas de Hoy cocinas tú?

-Normalmente en un día grabo los dos programas de cada semana. A eso hay que añadir otro día de grabación del equipo en las casas de los invitados. Llevo muy bien el ritmo de las grabaciones y se compatibiliza con todo.

-¿El programa de su hermano, que se emite en Telecinco de lunes a viernes, lleva también ese ritmo?

-Karlos suele grabar en dos días los programas de una semana. Cuando estaba con él llevábamos muy bien el ritmo de las grabaciones y me lo pasaba fenomenal.

-Los Arguiñano demuestran que se puede tener mucha pericia en la cocina y apenas tocar los productos con la manos.

-Muchos destacan de nosotros la limpieza en el trabajo, que es algo fundamental. Es un mensaje que transmitimos en nuestros programas. Ser entretenidos pero también didácticos, enseñar a cocinar fácil y bien. Tenemos un gran respeto por el género, en las recetas y en su elaboración.

-Su mensaje suele ser que las recetas son una guía...

-En los postres puede que se necesiten a veces las medidas exactas, pero en general las recetas son un guía. Cada uno tiene que poner de su parte y añadir su creatividad, su expresión. Es una de las cosas bonitas de la cocina.

-Usted está grabando los espaciales navideños con Bruno Oteiza. Cuando llegan las fiestas la cena de la familia debe de ser de gala...

-Nos solemos organizar. Cada hermano lleva un plato diferente pero solemos comer las cosas habituales de estas fechas. Solemos tomar un caldo, una ensalada de escarola, un pollo o un pescado fresco y un postre ligero.

-¿Ha sufrido a algún mal cocinillas en Hoy cocinas tú?

-Suelen venir preparados. Hombre, alguno ha sido algo desastre.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios