El rodaje de ‘Cuéntame’ se reanuda en el mes de mayo

  • Uno de los directores de la serie, Sergio Cabrera, imparte un curso en Sevilla

Los Alcántara se dirigen al año 1976. Enterrado ya Franco, pero con el franquismo aún intacto, la familia de Cuéntame cómo pasó se enfrenta a los cambios de la transición desde sus vivencias en el barrio. “Cuéntame no es una comedia, ni un drama. Es el reflejo de la vida de España en aquellos años”, resume Sergio Cabrera (Medellín, 1950). El premiado director colombiano, centrado hace cuatro años prácticamente en esta producción para TVE, está muy identificado con la serie y no la encasilla en ningún género concreto. En esta pasada semana ha impartido un taller de cinematografía en la universidad sevillana Pablo de Olavide, para la que ha colaborado en otras ocasiones.

Quien fuera descubierto por muchos espectadores por el sobrecogedor La estrategia del caracol, Cabrera está ultimando un nuevo proyecto cinematográfico, pero sin descuidar energías respecto a la serie. Los tres directores se reparten los episodios, que se elaboran como películas independientes aunque sin perder el hilo de la narración. Cada director se encarga de preparar su producción y en mayo se reiniciarán las grabaciones de Cuéntame, la referencia de la empresa Ganga, de Miguel Ángel Bernadeu, el productor ejecutivo y artífice de la serie. “Trabajar con Bernadeu es un privilegio. Él es el que da unidad a los equipos”, apunta Cabrera, que ya dirigió a Ana Duato y a Imanol Arias como pareja en la miniserie Severo Ochoa. En estos primeros meses del año se culmina la preparación de los nuevos episodios que se verán a partir de septiembre. Tras la grabación, que se prolongará hasta el final del verano, aún quedará la fase más elaborada para Cuéntame, la posproducción.

“Tras unos meses centrados en la política, con 1976 la serie vuelve a ser más emotiva”, adelanta Cabrera sin querer desvelar demasiado. Eso sí, la Historia seguirá su curso a través de los ojos de Toni, como periodista de Pueblo, testigo de los hechos decisivos de aquel año, con el nombramiento de Adolfo Suárez a cargo del Rey como punto de inflexión hacia el cambio. Sergio se identifica más con Toni, “me trae muchos recuerdos”, por las vivencias del personaje respecto al contexto que vivió el director colombiano. Con el matrimonio de Antonio y Merche superando aquella crisis matrimonial de meses atrás, con él mejorando en los negocios y ella en la inquieta universidad de los 70, don Pablo afianzará su cambio de chaqueta hacia la democracia mientras que Carlitos sigue su camino en el Bachillerato reforzándose en su pensamiento maoísta.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios