Buen pronóstico para el Ciclón de Jerez en su última visita médica

  • Le han sido retirados los puntos de la intervención facial y está muy animado

Comentarios 4

Se nota el buen ánimo en el entorno del diestro jerezano y es que, como se ha dicho siempre en el mundo del toro, el matador es el que tira del carro.

Y si avanza el matador avanzan todos. En la tarde del pasado viernes el diestro acudía a Sevilla a la consulta del doctor García Perla dentro del protocolo de revisión y curas tras la compleja intervención de reconstrucción maxilofacial a la que fue sometido y el pronóstico es muy bueno.

Tanto que el Ciclón de Jerez podría comenzar en muy pocos días el necesario proceso de rehabilitación que, conociendo lo disciplinado que es el torero en cuanto a su preparación física, también será muy favorable.

En la visita le fueron retirados, como estaba previsto, algunos puntos en la zona quirúrgica del rostro, lado izquierdo, y de la pierna izquierda en la zona gemelar y del tendón de Aquiles, donde se tomó el tejido nervioso utilizado para los injertos.

El torero se encuentra muy bien anímicamente porque no hay que olvidar que el pitón de un toro también puede dañar el ánimo y el torero ha sufrido lo suyo. El fondo mental y fortaleza del espada, las prescripciones psicológicas y el apoyo de todos están consiguiendo que los naturales episodios en los que el torero se viene abajo sean cada vez menos frecuentes.

La rehabilitación se ha gestionado para que se verifique en Jerez y podría arrancar la próxima semana. El otro frente del tratamiento para superar la cornada del 7 de octubre en Zaragoza se refiere al ojo izquierdo: Juan José Padilla sigue meticulosamente el tratamiento y a finales del mes que viene está prevista la siguiente visita a la clínica oftalmológica de Oviedo.

Entre tanto siguen los ánimos y el lema de apoyo "¡Fuerza Padilla!" en las redes sociales, algo a lo que no estaba acostumbrado el mundo del toro porque es la primera vez que se cataliza un movimiento así. Ese fenómeno será estudiado por la periodista madrileña Elena García, que está trabajando en un libro que describirá todo ese fenómeno social en torno al torero en el que se ha registrado la intervención de un asombroso número de personas que no son aficionadas a la lidia, y que han tomado al diestro y a su encarnizada y compleja batalla médica como modelo de superación.

Y es que no viene nada mal, de vez en cuando, en esta sociedad de hoy, un baño de valores aunque el ejemplo venga desde el denostado planeta del toro, así que: ¡Fuerza Padilla!

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios