Carballo da dos vueltas al ruedo en su debut en Las Ventas

El novillero Juan Carlos Carballo dio dos vueltas al ruedo en la tarde de su presentación en Las Ventas, en la que, en lo negativo, el primer espada del cartel, Andrés Jiménez Gallo de Córdoba, sufrió una fuerte cornada. Se lidiaron tres novillos de Pablo Mayoral, dos -segundo y tercero- de Mercedes Figueroa y un sobrero -el cuarto- de Benjamín Gómez, bien presentados, mansurrones, algunos faltos de fuerzas y, en general, deslucidos. Gallo de Córdoba, silencio tras aviso y silencio. David de Miranda, ovación tras aviso y ovación tras aviso. Juan Carlos Carballo, aviso y vuelta al ruedo tras petición y aviso y vuelta al ruedo tras petición. En la enfermería fue intervenido Gallo de Córdoba de "cornada en tercio medio, cara externa de pierna izquierda, con trayectoria ascendente de 15 centímetros que alcanza tibia y contusiona nervio ciático poplíteo externo, con destrozos en músculos peroneos. Pronóstico reservado. Trasladado al hospital San Francisco de Asís". La plaza registró un cuarto largo de entrada en tarde con lluvia en los dos últimos novillos.

La tarde en Madrid quedó resumida en el prometedor debut de Juan Carlos Carballo. El joven cacereño puso el único atisbo de calor a una tarde fría y lluviosa, en la que los novillos santacolomeños de Pablo Mayoral no dieron la talla por su mansedumbre y falta de emoción, y en la que el primer espada, Gallo de Córdoba, cayó gravemente herido.

El primero de Carballo no cesó en buscar la huida de salida, amagando con saltar hasta en dos ocasiones. El cacereño realizó una faena con torería. Con el complicado sexto hizo un esfuerzo.

David de Miranda no tuvo enemigo en su primer turno, un manso. Fue todo voluntad. En el otro realizó una faena plena de oficio.

Discreto en sus toros, prácticamente nadie reparó en la cornada que sufrió durante su labor de muleta en el otro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios