La Feria de Otoño arranca con un silencio absolutoAntonio Puerta corta la única oreja de la tarde en Úbeda

  • El mal juego de los utreros de El Cortijillo y Alcurrucén dio al traste con el festejoLos novillos de Julio de la Puerta tuvieron presencia y nobleza pero no raza

Seis silencios fue el escaso balance de la anodina novillada de ayer en Las Ventas, con la que arrancó la Feria de Otoño.

Se jugaron cuatro novillos de "El Cortijillo" y dos -primero y quinto- de Alcurrucén, bien presentados y deslucidos. El único que se prestó, el primero, aunque con poco fondo; desrazado y con mal estilo el segundo; manso y deslucido el tercero; basto y sin clase el cuarto; soso el quinto; y complicado el sexto.

Gómez del Pilar: pinchazo y estocada desprendida (silencio); y dos pinchazos y estocada (silencio). Luis Gerpe: estocada caída (silencio); y dos pinchazos, casi entera tendida y contraria, y dos descabellos (silencio tras aviso). Gonzalo Caballero: pinchazo, media muy tendida y casi entera (silencio); y estocada (silencio). Tres cuartos de entrada.

El aburrimiento lo inundó todo. Una novillada soporífera que aportó muy poco para el lucimiento, pues el que se movió lo hizo sin entrega ni empuje, y el que se paró fue correoso y complicado.

El matador de novillos toros Antonio Puerta se llevó la única oreja del último festejo de la feria de San Miguel de la plaza de toros de Úbeda, en la provincia de Jaén.

Se lidiaron novillos de la ganadería de Julio de la Puerta, de buena presentación en general, y nobles y desrazados de comportamiento.

José Ignacio Rodríguez: ovación y saludos y palmas.

Antonio Puerta: oreja y ovación con saludos.

David Martín Escribano: ovación y saludos y palmas de despedida.

La plaza de toros ubetense registró un tercio de su aforo cubierto una tarde de fresca temperatura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios