Ferrera, Manzanares y Roca Rey abren hoy la temporada sevillana

  • Lidiarán toros de Victoriano del Río-Toros de Cortés en la Corrida del Domingo de Resurrección

Máxima expectación para la Corrida del Domingo de Resurrección que abre hoy la temporada sevillana con un cartel compuesto por Antonio Ferrera, José María Manzanares y Andrés Roca Rey, quienes lidiarán toros de la ganadería Victoriano del Río-Toros de Cortés en un espectáculo que comenzará a las seis y media de la tarde.

Antonio Ferrera comenzó en Olivenza saliendo a hombros y en Valencia cerró las Fallas con una gran faena de premio grande que no obtuvo por el fallo con la espada; sufriendo un corte en la mano derecha. El pacense, que retornaba tras una grave lesión en el brazo derecho, se alzó como máximo triunfador en la pasada Feria de Abril. Hizo doblete. Dominó a Platino, de Victorino, al que cortó una oreja y en la corrida de El Pilar cuajó a su segundo toro la mejor faena del ciclo, pero no remató con la espada. En ambas tardes plasmó un toreo auténtico, con sabor añejo y quites deslumbrantes. Su pasada temporada estuvo marcada por la regularidad, con otros grandes triunfos como en San Isidro.

El espectáculo, primer festejo de abono, comenzará a las seis y media de la tarde

José María Manzanares, quien hizo doblete en Castellón, cortó una oreja en su primera tarde y otra en su segunda actuación. En Valencia cortó una oreja a un cuvillo. El año pasado actuó en Sevilla cuatro tardes. Brilló en la tercera con una faena artística marcada por la naturalidad tras la que falló con la espada. Precisamente, su mayor aval en la pasada Feria de Abril fue su faceta de excelente estoqueador, recetando sendas estocadas que fueron decisivas para cobrar las dos orejas que consiguió en el ciclo. El año pasado tuvo que cortar su temporada para ser operado de una lesión cervical por hernia discal C5-C6, que producía una compresión y podía derivar en una tetraplejia.

Andrés Roca Rey comenzó su temporada saliendo a hombros en Olivenza, donde cortó una oreja a cada uno de sus toros de Victoriano del Río, abrió la Puerta Grande en Castellón, tras cortar tres orejas y salió a hombros en Valencia, donde cortó dos orejas al gran Rosito, de Núñez del Cuvillo, tras una impresionante faena. El año pasado, de vacío el Domingo de Resurrección, impactó en la faena al sobrero de Toros de Cortés, un manso al que se impuso con decisión y al que cortó dos orejas. En San Miguel, con un mal lote de García Jiménez, fue ovacionado. En 2017 también brilló en Valencia, Madrid, Badajoz, Pamplona, Palencia, Beziers, Granada, El Puerto, Bilbao, Albacete, Murcia y Zaragoza.

La ganadería de Victoriano del Río, de procedencia Juan Pedro Domecq y con antigüedad desde 1942, lidió la pasada Feria de Abril un encierro desigual, destacando el gran Derramado, premiado con la vuelta al ruedo. Este año ha jugado una buena corrida en Olivenza y en Valencia ha sido premiado un toro con la vuelta al ruedo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios