Toros

Finito y Antonio Sanz rompen su relación de apoderamiento con acusaciones cruzadas

  • El diestro cordobés y el gerente de Campo Bravo refieren sus diferencias con descalificaciones fuertes

Finito de Córdoba. Finito de Córdoba.

Finito de Córdoba. / o. barrionuevo

Finito de Córdoba y Antonio Sanz han roto su relación de apoderamiento con acusaciones cruzadas. Ambos han lanzado sendos comunicados a la prensa especializada. El torero cordobés explica que ha decidido poner punto final a la relación profesional que le unía al gerente de la empresa Campo Bravo Espectáculos Taurinos S.L., Antonio Sanz, "por la falta de rigor y atención mostrados por Sanz en las labores de apoderamiento, así como por el profundo desacuerdo en el modo en que éste ha gestionado las contrataciones para Madrid y Córdoba, en las que actuará los próximos días 17 y 26 de mayo, respectivamente. A estas diferencias insalvables de criterios en lo que se refiere a las formas, el trato y la seriedad que el diestro estima que se deben dar se une el agravante de que -a día de hoy- no han sido resueltas las liquidaciones de sus actuaciones en Cabra, San Clemente y Almedinilla".

Por su parte, Antonio Sanz afirma: "Las contrataciones de Madrid y Córdoba quedaron cerradas hace prácticamente dos meses, reuniéndome con Finito y dándome su aprobación de cartel y dinero. En estas dos plazas no se contaba con él para la presente temporada, dicho y reconocido por los empresarios que la gestionan y aun así lo incluyeron en su programación por las buenas relaciones que mantienen conmigo, cerrándose estos contratos económicamente por encima de su caché actual. Cuál fue mi sorpresa que hace unos días me llama Simón Casas y me comunica que no se ha mandado el contrato, que era el único de todo San Isidro que no tenía. Me reuní con el torero para que me diera una explicación y me dijo que no se lo mandaba porque ahora quería más dinero, una vez anunciado y a falta de unos días para la corrida, y yo no entro en ese juego. Respecto a los honorarios de las tres corridas que dice que faltan por liquidar, hay que aclarar que de San Clemente yo no soy el empresario; sí lo soy de Cabra y Almedinilla, en las cuales se le hace entrega a cuenta de la mitad de sus honorarios aun siendo Almedinilla un auténtico fracaso al haber una entrada de 244 personas. Tras la ruptura espero no tener problemas para cobrar mis comisiones y así poder zanjar el asunto, puesto que he podido comprobar que tiene mucho rencor a la profesión, hacia mi persona y todo ha sido una mentira para utilizarme y hacerme daño".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios