José Tomás encabeza un abono que ya causa expectación en la ciudad

  • El Ayuntamiento onubense, testigo de ese tradicional acto de presentación de carteles a cargo de los empresarios de La Merced

Con ellos empezó todo. Anoche, al menos, empezó todo. Todo, en cuanto a movimiento y puesta en marcha en lo que a la feria taurina de Colombinas se refiere. Ellos, son Óscar Polo y Carlos Pereda, los actuales empresarios de la plaza de La Merced. Los artífices de esas cinco tardes que anuncia la feria de este año, y desde luego los más indicados para darle carácter oficial a uno de los ciclos más interesantes de todos los tiempos por cuanto en ella se inscribe el nombre del torero más cotizado de la tauromaquia de los últimos tiempos: José Tomás Román Martín. El diestro que ha puesto a la feria en el disparadero de esa expectación para el aficionado, toda una ciudad y provincia que a partir de hoy van a sumergirse en la vorágine que supone conseguir una localidad para estar sentado el día 5 de agosto en el tendido de la plaza de La Merced.

Pero aunque la figura del de Galapagar sea ese importante certificado de expectación para la feria, los dos empresarios dejaron muy claro anoche que esa feria que han cuajado para las tardes agosteñas de La Merced, tienen otros componentes que la hacen ser, en su opinión, una de las más completas de los últimos tiempos.

Componentes, como anoche se dijo, que corresponden a una serie de toreros que renuevan ese plantel de diestros que habitualmente han estado en la feria. Ahí surgieron los nombres de Andrés Roca Rey y el del madrileño Alberto López Simón. Dos toreros que, a juicio de los empresarios, han justificado plenamente con sus triunfos en las dos ferias más importantes de la temporada, caso de Sevilla y Madrid. El diestro madrileño Julián López El Juli será el otro gran protagonista del cartel estelar onubense para la presente edición.

Feria llena de esperanza y de sueños, tal y como la describieron ambos empresarios. Así debió entenderlo el público y aficionado en general llenando al completo el aforo de ese patio central de la Casa Consistorial.

Allí pudieron conocer de primera mano que a partir de hoy se pueden ir haciendo abonados a la feria, porque a tenor de lo que comentó Carlos Pereda, "lo más previsible es que este año se agote el papel antes de que de comienzo la feria.

A través de ese hilo conductor que propiciaron con elegancia y buen temple las periodistas Elena Salamanca e Inma León, el acto fue decantándose en cuanto a los detalles que encierra la feria taurina de este año.

Primer turno para los empresarios. Mano a mano en el desglose de cada uno de los días, detalles de por dónde se había urdido una cartelería en la que no se ha dejado nada al azar para cuajarse en acontecimiento y cimentarse como una feria taurina importante que poco a poco fueron justificando los artífices de la misma.

Entre ellos, las intervenciones de los toreros asistentes al acto. Léase los nombres de Alejandro Conquero, Emilio Silvera, David de Miranda y el rejoneador Andrés Romero, quienes sin duda hicieron causa común para dar la enhorabuena a la empresa y de paso agradecer su inclusión en los carteles. Aportó su testimonio de agradecimiento uno de los capitanes del Recreativo, Juan Antonio Zamora, por aquello de que la empresa de La Merced ha querido sumarse a la campaña de salvación del equipo onubense, y ese día 4 con motivo de la convocatoria de aficionados al festejo de noveles, se van a instalar unas mesas petitorias a favor del Recre.

Agradecimiento por parte del patrocinador, Caja Rural del Sur, quien aludió a esa identidad con las cosas cercanas, en este caso la feria de Colombinas que dicha entidad lleva "patrocinando durante 19 años". La verdad sea dicha, el acto no adoleció de falta de contenido en ningún momento. Incluso hasta una demanda de escuela taurina que llegó por parte de ambos empresarios.

En buena lid recogieron el guante tanto el alcalde onubense, Gabriel Cruz, como el propio Ignacio Caraballo, presidente de la Diputación provincial. Harina de otro costal será el comentario puntual del cómo y el por qué de esa escuela, pero si de arrancar compromisos se trataba, valga el que, sin ambigüedades ni tapujos, proclamaron ambos mandatarios en defensa de la libertad y el desarrollo de una Fiesta que forma parte de nuestra tradición e identidad. Buena cosa es esa en boca de responsables políticos. ¡La feria ha nacido! ¡Que viva la feria!

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios