Juan José Padilla avanza tras su primera semana de rehabilitación

  • Acude a un centro jerezano para seguir el programa prescrito por la intervención en el lado izquierdo del rostro y por las tardes entrena con un preparador físico

Comentarios 2

Juan José Padilla avanza tanto anímica como físicamente tras los primeros días de rehabilitación posteriores a la compleja intervención quirúrgica en el lado izquierdo del rostro, cumpliendo hoy la primera semana.

El torero está acudiendo cada mañana, según informaron ayer fuentes próximas, a la clínica de Mapfre en Jerez bajo la atención del doctor Bosco Méndez, en un intenso programa de rehabilitación indicado por el cirujano García Perla, que dirigió el equipo multidisciplinar que operó el mes pasado al torero en el Hospital Virgen del Rocío de las secuelas en el lado izquierdo del rostro tras la grave cogida sufrida el 7 de octubre en Zaragoza.

Las mismas fuentes han asegurado el buen ánimo del torero y la clarísima mejoría en la fonación y vocalización. Padilla -un torero muy disciplinado y riguroso tanto en su entrenamiento y preparación física como en los procesos de curación de los 35 percances profesionales que ha superado- está cumpliendo la rehabilitación con la máxima entrega aunque el tratamiento rehabilitatorio incluye también estimulación eléctrica, molestas según las mismas fuentes.

El torero sigue arropado por su familia y al parecer sus intenciones son seguir su tratamiento con toda concentración, entre los suyos. El espada está siendo requerido por medios desde todo el planeta taurino y desde las redes sociales pero considera que su evolución y recuperación requiere la máxima concentración manteniéndose centrado en familia.

El próximo día 10 de enero acudirá a la clínica oftalmológica de Oviedo donde está siendo tratado de la otra secuela de la grave cogida, las lesiones en el ojo izquierdo. El diestro ha perdido mucho peso que también esta recuperando y ya ha empezado gradualmente la tarea de recuperar la forma física general y tono muscular con un preparador físico, por las tardes y un estudiado programa de ejercicios.

El pasado domingo cumplió con una cita tradicional de todos los inviernos junto con el grupo de toreros que entrena en la plaza de toros de Sanlúcar, y fue la peregrinación anual al Rocío, un ritual que viene cumpliendo desde que era novillero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios