Juan Viriato, cornada de 25 centímetros en el muslo derecho

  • El diestro colombiano fue cogido de gravedad al entrar a matar a su primer oponente · Pascual Javier y Cerqueira tuvieron que pelear con una complicada novillada

GANADERÍA: Novillos de Javier Molina, de juego desigual. TOREROS: Pascual Javier, silencio, silencio y silencio en el que estoqueó por Juan Viriato. Thomas Cerqueira, silencio en ambos. Juan Viriato, cogido al entrar a matar a su primero novillo. Incidencias: Plaza de toros de Las Ventas. El novillero Juan Viriato fue intervenido en la enfermería de "herida por asta de toro en tercio superior con orificio de entrada por cara interna del muslo derecho, con una trayectoria de 25 centímetros que contornea el fémur por la zona posterior, contusiona el nervio ciático y causa destrozos en los músculos isquiotibiales y tensor de la fascialata, con orificio de salida por la cara externa del muslo. Contusiones y erosiones múltiples. Pronóstico grave que le impide continuar la lidia. Es intervenido bajo anestesia genrela en la enfermería de la plaza y se traslada a la Clínica La Fraternidad. Firmado: doctor García Padrós".

En la segunda novillada nocturna del mes de julio en Las Ventas, hicieron el paseíllo los novilleros Pascual Javier, Thomas Cerqueira y Juan Viriato

Pascual Javier vio silenciada su actuación ante el primer novillo de la tarde. El novillero sólo dejó con el capote un quite por chicuelinas que remató con una mediay las manoletinas con que puso epílogo a una faena que nunca llegó a tomar vuelo. Mató de una estocada algo caída y contraria. En el cuarto, poco pudo hacer ante el ejemplar de Javier Molina. Fue prendido al entrar a matar sin consecuencias graves. Su labor fue silenciada. Pascual Javier fue silenciado tras su actuación al sexto de la tarde. El novillero estuvo muy firme en su actuación y tan sólo el fallo a espadas afeó su actuación.

El novillero colombiano Juan Viriato fue cogido de forma aparatosa al entrar a matar, siendo llevado, de inmediato, a la enfermería. Viriato había pechado con un animal complicado ante el que no se afligió.

Thomas Cerqueira recibió a su primer oponente con verónicas. Ya en faena, el astado mostró una actitud nada franca ya que el animal tiraba ligeros gañafones al final de su embestida. Este hecho derivó en un toreo a la defensiva por parte del francés, quien mató de bajonazo.

Cerqueira no logró elevar el nivel de la tarde en Madrid. El francés estuvo más que digno, al igual que sus compañeros, ante una novillada totalmente condenable para la promoción de la Fiesta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios