El Juli, operado en Zaragoza para limpiar la infección de la cornada

  • En un principio el torero iba a trasladarse a Madrid para recuperarse, pero ha optado por visitar cirujano jefe del coso de la Misericordia.

El torero Julián López, el Juli, ha sido operado en la clínica Quirón de Zaragoza para limpiar la infección de la cornada que sufrió el pasado día 19 en Sevilla y que le originaba un estado febril, ha informado fuentes médicas de este centro hospitalario de la capital aragonesa. El torero fue dado de alta por la mañana del hospital Sagrado Corazón de Sevilla para que pudiera viajar de regreso a Madrid, pero ha optado por trasladarse a Zaragoza para ser visitado por el doctor Carlos Val-Carreres, cirujano jefe del coso de la Misericordia.

Val-Carreres ha asegurado que "tanto los vasos femorales como las amplias lesiones musculares que el torero sufrió la pasada semana están en buen estado". El Juli quedará ingresado en la clínica Quirón de Zaragoza al menos esta noche, aunque es posible que pueda estar "algún día más", dependiendo de su evolución.

En un principio, el Sagrado Corazón detalló en un comunicado que, tras ser examinado en la noche de este jueves por el doctor Octavio Mulet se pudo comprobar "la evolución clínica favorable" del torero autorizando el traslado a Madrid "a petición del paciente", si bien después el Juli ha preferido ir a Zaragoza. El torero tendrá que continuar con el tratamiento prescrito por el cirujano jefe de la plaza de la Real Maestranza. 

Las últimas pruebas practicadas habían certificado la buena evolución de las heridas de el Juli que sí había soportado algunos picos de fiebre que no se debían a ningún foco infeccioso. 

El Juli resultó cogido por el primer toro de la corrida del pasado 19 de abril, un ejemplar manso y reservón marcado con el hierro de Toros de Cortés que le propinó un cornada seca en el muslo derecho que le produjo severos destrozos musculares y dañó la vena femoral. 

El percance, que fue calificado como "grave", le impidió cumplir su tercer compromiso en la Feria de Abril, anunciado con la ganadería de Miura. 

El torero, que fue operado de urgencia en la enfermería de la plaza de toros, aún tuvo que afrontar una segunda intervención quirúrgica en la noche del pasado sábado para detener un inesperado sangrado de origen muscular que pudo ser controlado. 

Aunque el doctor Mulet aventuró un plazo de recuperación de dos o tres semanas en los primeros momentos, la fecha definitiva de la reaparición del torero sigue siendo una incógnita y su apoderado, el matador retirado Roberto Domínguez, ha señalado que la intención del torero pasaría por estar listo a finales de mayo. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios