Las novedades López Simón y Roca Rey encabezan el escalafón

  • A punto de comenzar el verano, ocupan los dos primeros puestos en número de actuaciones

La renovación en el escalafón de matadores de toros que algunos intuíamos a comienzos de la temporada 2016 comienza a consolidarse.

Una vez pasadas las dos grandes ferias del año: Abril y San Isidro, en Sevilla y Madrid, respectivamente, dos nuevos valores se han situado en cabeza en número de actuaciones. Alberto López Simón, con 17 corridas, en las que ha cortado 32 orejas, y Andrés Roca Rey, con 16 festejos, en los que ha conseguido 23 trofeos, son los más placeados, seguidos del triunfador de la temporada pasada, Sebastián Castella, con 15 corridas y 8 apéndices.

Los citados López Simón y Roca Rey han tomado la delantera también a David Fandila El Fandi, líder en varias de las úlltimas temporadas y a las figuras del extinto G-5 por este orden en número de festejos: Alejandro Talavante, Julián López El Juli, José María Manzanares, Miguel Ángel Perera y José Antonio Morante de la Puebla.

En las dos ferias más significativas, Abril y San Isidro, López Simón salió a hombros en la Maestranza y en Las Ventas y Roca Rey, que dejó buenas sensaciones en la plaza de Sevilla, abrió la Puerta Grande de Las Ventas. Esos éxitos, sumados a otros triunfos grandes con los que han impactado ambos han elevado sus contrataciones y actuarán este verano en otras ferias trascendentales, como las de Pamplona y Bilbao. Lo mejor de todo es que compiten con las figuras que hasta hace muy poco se habían constituido en bastión inexpugnable. Estos dos toreros se han convertido en los diestros punteros de una notable renovación.

La estadística, siempre fría, no indica por supuesto quienes torean mejor, pero si es un baremo incuestionable en cuanto al número de contratos y, por tanto, al interés empresarial por cada torero. Y mirando los datos con nombres, número de festejos y trofeos, se vislumbra que para el cierre de la temporada 2016 es muy probable que el escalafón superior se haya refrescado ostensiblemente. Al menos, por ahora, es por lo que apuestan aficionados y empresarios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios