Manuel Rodríguez logra la única vuelta al ruedo

  • El sevillano recorre el anillo en la cuarta novillada de promoción en la plaza de la Maestranza · Miguel Ángel León, Alejandro Pavón y Lama de Góngora, finalistas

GANADERÍA: Novillada de La Quinta, en conjunto, encastada. Destacaron los erales lidiados como tercero y cuarto. TOREROS: Manuel Rodríguez, silencio y vuelta al ruedo. Javier Moreno 'Lagartijo', saludos tras aviso y saludos tras ovación. Rafael Reyes, silencio tras dos avisos y silencio tras aviso. Incidencias: Plaza de toros de la Maestranza de Sevilla. Jueves 26 de julio de 2012. Tres cuartos de entrada. El banderillero Antonio Navarro 'Niño de Osuna'fue cogido por el primer novillo y operado en la enfermería por el equipo del doctor Octavio Mulet de "una herida inciso-contusa en cara antero-interna de tercio superior del muslo derecho que interesa tejido celular subcutáneo en una extensión de 20 centímetros. Se interviene con anestesia local y sedación, practicándole Friedrich, sutura y drenajes. Pronóstico menos grave".

Ambiente para el cuarto festejo de promoción en la Maestranza, donde se lidió una novilllada de La Quinta, en conjunto encastada, en la que destacaron tercero y cuarto. A lo largo del espectáculo, las reses, de encaste Santa Coloma, plantearon problemas a una terna que pasó muchas dificultades. De los tres espadas: Manuel Rodríguez, Javier Moreno Lagartijo y Rafael Reyes, únicamente el primer citado, consiguió premio, la única vuelta al ruedo del festejo.

El inicio del espectáculo fue desagradable, para el olvido, con una cogida a Niño de Osuna cuando bregaba con el eral que abrió plaza. Su jefe de filas, Manuel Rodríguez, de la Escuela de Écija, concretó un trasteo porfión ante un animal que se quedaba corto. Antel el buen cuarto, faena basada en la diestra, con muletazos templados. Con la zurda, sin embargo, no alcanzó intensidad su labor, que fue a menos.

El cordobés Javier Moreno, que se apoda nada más y nada menos que Lagartijo, uno de los grandes maestros de la tauromaquia, estuvo mal ante su lote, al que toreó bien a la verónica, pero al que finiquitó desastrosamente. Ante su primero, faena de entrega sin acierto. Con el quinto, tras unos buenos doblones, labor despegada.

Rafael Reyes, de la Escuela Círculo Taurino de Córdoba, tampoco estuvo acertado, aunque dejó algunos apuntes bellos al natural ante el buen tercero. Tampoco aprovechó las condiciones del sexto, en una labor desceñida.

El jurado ha designado a Miguel Ángel León, Alejandro Pavón y Lama de Góngora finalistas del ciclo de promoción, quienes lidiarán reses de Juan Pedro Domecq-Parladé, en un festejo que se celebrará el próximo 2 de agosto en la Maestranza, a partir de las diez de la noche.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios