'Navajito', en cabeza, pone la emoción en un limpio encierro

  • El astado del hierro sevillano arrolló a numerosos mozos en una carrera rápida y multitudinaria

Un toro de la ganadería sevillana de Miura, Navajito, fue el protagonista del segundo encierro de los Sanfermines al cubrir en solitario prácticamente todo el recorrido y arrollar a numerosos mozos, en una carrera rápida y multitudinaria. Hubo un par de heridos que no revistieron gravedad, con varios mozos atendidos por contusiones y golpes. La carrera duró 2 minutos y 28 segundos.

Los seis toros y los cabestros salieron hermanados a las ocho en punto desde los corrales de Santo Domingo, pero a medida que cubrían el primer tramo, un toro negro, Navajito, se adelantó al resto de sus hermanos y se puso en cabeza del grupo.

La manada se iba estirando y los mozos tenían dificultades para evitar a los toros. El primer astado abrió hueco, se puso en cabeza en solitario y ya en la parte derecha a la salida del Ayuntamiento arrolló a varios mozos. Libró bien la curva de Mercadederes, pero al enfilar el inicio de Estafeta se vivió uno de los momentos de mayor tensión del encierro, cuando arremetió contra un grupo numeroso de mozos que estaban pegados a la pared izquierda de la calle. A un joven le tocó el cuello con un asta y fueron varios los mozos que se arrojaron al suelo.

El toro siguió su camino y, pese a la gran velocidad que llevaba. Llegó así al final de Estafeta y volvió a arrollar a otros mozos que estaban en la parte derecha enfilando Telefónica. Antes de entrar al callejón arrolló por velocidad a un joven que no se percató de la presencia del astado. Al entrar al coso, el toro se abrió, pero los dobladores le guiaron bien hasta los chiqueros.

Por detrás, el resto cubrieron el encierro en una manada bastante estirada y veloz y en Estafeta se vieron bonitas carreras. Entaron a chiqueros sin problemas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios