"Numéricamente no era a lo que venía, pero la faena ha tenido mucho contenido"

Contento se marcha Sergio Galán de su regreso al coso hispalense. Un paso que se salvó, tras seis años de ausencia, con un silencio y una merecida oreja. El madrileño aseguró sentirse a gusto ante una afición "de categoría" con la que comparte la pasión por el toreo despacio: "éste es el que siento", indicaba el rejoneador. El pinchazo trasero y atravesado del primero de la tarde apenó al torero: "Una pena los aceros. El toro lo he cuajado desde el principio, lástima que se me haya ido la mano. He podido darle tiempo y exprimirlo". Galán apuntaba su empeño por controlar la falta de fuerza del segundo de su lote: "Era noble, con clase, pero no ha durado y he tenido que poner todo". A pesar de la oreja, tenía otras expectativas: "Numéricamente no era a lo que venía, pero la faena ha tenido mucho contenido. Venía con responsabilidad después de tanto tiempo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios