El empresa Pagés asegura que perdió 96.000 euros con la corrida del Domingo de Resurrección

  • A pesar de todo, descarta por el momento una reducción del metraje de la Feria de Abril.

Comentarios 1

El cogerente de la empresa Pagés que rige la plaza de la Real Maestranza, Ramón Valencia, ha manifestado que la corrida del Domingo de Resurrección de Sevilla llevó a perder 96.000 euros. En el evento Aperitivos de la Raza, tras el comienzo de la temporada taurina en Sevilla, el empresario ha destacado el déficit del festejo del Domingo de Resurrección y ha señalado que "esto está pervertido empresarialmente. Es una corrida que siempre ha sido a pérdidas pero teníamos otras (corridas) que nos compensan de las pérdidas".

Valencia ha dicho que la corrida del Domingo de Resurrección "tiraba del abono cuando la economía era boyante y con los carteles de este año; en otro tiempo habría subido el abono para arriba, y no lo ha hecho porque no hay dinero a causa de la crisis". A pesar de todo, el empresario ha descartado por el momento una reducción del metraje de la Feria de Abril, que este año se ha recortado en cinco corridas de toros. "Creíamos que el recorte nos ayudaría a no bajar el abono e incluso, si éramos capaces de hacer buenos carteles, podíamos subirlo algo. Pero no ha ocurrido eso y el abono nos ha bajado. La gran pregunta es: *qué hubiera pasado si hubiéramos mantenido la gran feria del año pasado? Esa duda siempre está ahí", ha señalado el empresario.

Además el empresario ha lamentado que "los toreros no han entendido que estamos en medio de una crisis económica. No entienden que aunque estén cobrando lo mismo ganan más que en 2007. La capacidad adquisitiva de hoy es menor. Si una hectárea valía cuatro millones ahora vale uno. Ellos tienen la obligación de pedir y nosotros la de no dar". Sobre la circunstancias de la contratación de El Juli, máximo triunfador del festejo el pasado Domingo de Resurrección y principal ausente de la pasada Feria de Abril. En ese sentido, el empresario señaló que "no hubo desavenencias en su contratación; él no quería venir". "El sabrá los motivos pero nosotros hablamos con él y le ofrecimos lo que le podía encajar: el Domingo de Resurrección y dos tardes más. Fue una decisión personal pero sin ningún tipo de desavenencia", ha indicado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios