La Plaza de España se estrena como 'ruedo' de Sevilla

Comentarios 2

¿Toros en la Plaza de España? Sí. Pues allá que se presentaron varios cientos de personas en lo que supuso la segunda sesión de Toreo en la calle, una auténtica reivindicación del toreo en uno de los monumentos universales más maravillosos. Personas de todas las edades, desde madres con la mirada atenta al carrito y a niños toreando de salón hasta talluditos que se estrenaban en lances y muletazos; entre tanto dos matadores de toros de la talla de Eduardo Dávila Miura y Manuel Jesús El Cid ponían orden y prendían la atención de todos cuando se estiraban a la verónica, al natural o en un derechazo.

Cuando el agua del puchero de la temporada está a punto de comenzar a hervir, la temperatura en la calle subió ayer muchos grados en una tarde invernal y fría en la Plaza de España gracias a una gran afluencia de público en lo que supuso el segundo taller de Toreo en la calle, con toreo de salón organizado por la empresa Pagés y que contó con la colaboración del área de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores del Ayuntamiento de Sevilla.

Después del éxito registrado en el Parque de la Buhaira fueron muchos los aficionados que acudieron y apoyaron esta iniciativa desarrollada por Toromedia y el Club de Aficionados Prácticos de Sevilla, con el diestro Eduardo Dávila Miura a la cabeza.

La organización habilitó diferentes espacios dentro de la Plaza de España para que todo el mundo pudiera tener la opción a utilizar los trastos de torear. Destacó la gran presencia de niños y jóvenes en la actividad, reflejando el apoyo y defensa de la Fiesta por parte de los más pequeños, quienes aprendieron unas nociones básicas de cada uno de los tercios de la lidia.

Uno de los reclamos principales, como sucedió en los Jardines de La Buhaira, fue la presencia del caballo de picar, perfectamente vestido, como si fuera a pisar el albero de la plaza de Sevilla, y al que el público pudo subirse para experimentar una sensación cercana a la que tienen los picadores de toros.

Entre los asistentes destacó la presencia de numerosos profesionales del mundo del toro como los matadores de toros Curro Durán, Curro Camacho, Esaú Fernández, Pepe Moral y Enrique Peña, entre otros.

El Cid, que disfrutó de lo lindo toreando con la capa, se mostraba encantado con la iniciativa: "Este marco tan incomparable como es la Plaza de España hace que ésta sea una actividad única y muy importante para apoyar la Fiesta. La educación y los valores que el mundo del toro da a los jóvenes son inmejorables".

La programación cultural emprendida por la empresa Pagés continuará el próximo martes 23 de febrero con la segunda edición de la actividad El toreo contado, que se celebrará a las ocho y media en el Salón de Carteles de la plaza de toros de la Maestranza.

Al igual que en su tiempo la Plaza de San Francisco acogía los festejos taurinos, otra de las plazas estrella de Sevilla, la Plaza de España, se convirtió en un improvisado y precioso ruedo por primera vez en la historia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios