"Quiero que comprueben la dimensión que he alcanzado"

El matador de toros Manuel Escribano (Gerena, 1984), a escasas horas de enfrentarse a seis toros en la plaza de Antequera, explica su gesto y reflexiona sobre los avatares de su carrera. El torero sevillano lidiará seis toros de Lora Sangrán en un festejo que comenzará a las seis de la tarde.

-¿Por qué seis toros a final de temporada?

-Quiero concluir bien una temporada que para mí ha sido bastante importante y en la que he estado a un nivel muy bueno. Acabar el año diciendo "aquí estoy", que comprueben la dimensión que he alcanzado y que los empresarios me tengan en cuenta para el próximo año.

-Es la primera vez que actuará como matador de toros en solitario.

-Sí. De novillero toreé cuatro novillos en Villeneuve de Marsan, Francia, y este año cuatro toros en un festival en Tarifa. Pero como corrida de toros y ante seis me pondré por primera vez mañana -por hoy-.

-¿Ha preparado de manera especial el gesto?

-Desde el punto de vista físico he entrenado como siempre. Estoy muy preparado. Soy consciente de que tengo que ofrecer variedad. Por supuesto, banderillearé a todos los toros. Y he puesto mucha atención en la espada. Quiero matar los seis toros de seis estocadas.

-¿Ha estoqueado toros a puerta cerrada en su preparación?

-En esta última semana he matado siete toros en el campo y las cosas han salido bien.

-¿Por qué ha elegido Antequera?

-Había sido el triunfador en las dos ferias que se celebraron el año pasado. Esta temporada hubo una empresa que no me contrató y con la actual ha surgido la oportunidad. Málaga es una zona donde tengo muchos amigos y donde he triunfado, como en Antequera y Archidona.

-Por cierto, ¿cómo se dio su paso por la Malagueta?

-Únicamente toreé de novillero. Fueron tres tardes. En alguna de ellas, muy bien. Pero de matador ya no me dieron oportunidades.

-¿Qué conclusiones ha sacado de su temporada?

-Destaco el nivel que he tenido delante de la cara del toro. Me veo como un torero rematado, cuajado y he disfrutado mucho delante del toro.

-¿Cuántas corridas ha toreado y qué faenas destaca?

-He sumado diez corridas. Hubo una tarde crucial, en Saint Vincent de Tyrosse. El primer toro me hirió en los testículos. Me mantuve en el ruedo y con el segundo, muy complicado, cuajé una faena muy valorada. También destaco las dos faenas que hice en Archidona, en las que conseguí cuatro orejas y dos rabos. Delante de esos dos toros me encontré muy a gusto.

-Usted decía antes de comenzar la temporada que había puesto las bases el año anterior para remontar ¿Considera que lo ha conseguido?

-Hombre, lo he conseguido a nivel personal, pero no profesional. Porque no me han metido en las grandes ferias. Estoy mejor que el año pasado, aunque en Sevilla no me han puesto y en Madrid todavía no he confirmado.

-El número de corridas, fuera de las grandes ferias, se ha reducido ostensiblemente ¿Cómo incide en su caso?

-Los toreros en mi situación lo tenemos crudo, ya que los festejos en los pueblos han bajado mucho. Si no estás apoderado por una empresa que organice espectáculos es muy difícil torear.

-¿Y económicamente?

-Yo siempre he intentado mantenerme sin que me cueste dinero torear. Si me costara dinero el torear, abandonaría. Es una profesión de mucho sacrificio y dureza como para hacerlo.

-Francia y Venezuela continúan siendo claves para usted.

-En Francia he triunfado este año en cuatro tardes y mis apoderados, Roberto Piles y Fernández Meca, tienen ya apalabras diez corridas para el año que viene. Allí, estando dispuesto, te siguen, te apoyan y te ponen. En cuanto a Venezuela toreo el 2 de diciembre en Maracay y está pendiente de cerrarse Mérida y San Cristóbal.

-¿Qué espera para el próximo año en España?

-Me gustaría comenzar toreando varias corridas antes de venir a Sevilla, que es lo que sueño, y que me dejen confirmar en Madrid.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios