302 Found

302 Found


nginx

"Quiero reaparecer en Huelva"

  • Rafael Serna afirma que ha pasado la noche "muy dolorido y ha sido imposible descansar un ratito" Los médicos recomiendan al torero de dos a tres meses para su recuperación

El novillero sevillano Rafael Serna evoluciona favorablemente tras la gravísima cornada sufrida en el muslo derecho el pasado domingo en la plaza de toros de Las Ventas.

Rafael Serna, con problemas de circulación en la pierna y sin ausencia de pulso en el pie derecho, fue operado de madrugada de urgencia por segunda vez y los resultados han sido muy positivos. El propio torero envía un mensaje a sus partidarios: "Mi máximo agradecimiento por todas las muestras de cariño y por supuesto a los doctores que me han intervenido. La noche ha sido muy mala porque he tenido muchos dolores y ha sido imposible descansar un ratito. Le he dicho al doctor García Padrós que estoy deseando torear ya y que quiero estar en la Feria de Huelva".

El doctor Máximo García Padrós afirmaba ayer a esta redacción, tras revisar las heridas al torero, que se muestra optimista. Según el cirujano-jefe de la enfermería de la plaza de toros de Madrid, "Rafael sufre una lesión vascular importante, con una contusión que rompía la parte interna de la arteria pedia y entonces había conducido a la trombosis de ese tramo. Lo más importante era restablecer la circulación de la pierna afectada por la cornada de 20 centímetros que le atravesó el muslo de lado a lado. Y el doctor Luis Reparaz le ha realizado un injerto con vena safena de la otra pierna y ha funcionado porque ahora sí tiene pulso en la arteria y ha recuperado en el pie el pulso y la sensibilidad que había perdido. Ahora hay que esperar la evolución. Eso era lo que nos tenía preocupados. La vena ha quedado permeable y, salvo complicaciones por el injerto, no hay peligro".

En cualquier caso, Máximo García Padrós señala su preocupación por el estado de Rafael Serna e indica que "hay que tener cuidado, como sucede con todo anticoagulado" y en cuanto a las previsiones para volver a torear explica: "Ya sabe que los toreros están locos. Lo suyo sería tres meses de convalecencia hasta la recuperación. Pero ya me ha dicho que quiere estar toreando a primeros de agosto".

La primera operación, por el equipo de García Padrós, en la misma enfermería de la plaza de toros, consistió en suturar la rotura de las venas femoral y safena, cortar la profusa hemorragia que tenía y ligar el resto de vasos, donde se observó que la arteria estaba contusionada. Luego, derivaron al herido de inmediato al Hospital San Francisco de Asís de Madrid, donde el cirujano cardiovascular Luis Reparaz y su equipo le operaron por espacio de cuatro horas para colocarle el injerto".

El parte facultativo, tras la cornada, firmado por el doctor García Padrós señalaba que Rafael Serna había sido operado de una "cornada en tercio medio, cara interna del muslo derecho con rotura de venas safena y femoral, y contunde arteria femoral y nervio crural con ausencia de pulso en arteria pedia. También contornea el fémur y alcanza la cara externa del muslo, de pronóstico muy grave".

Por su parte, el otro herido en la novillada del domingo en Las Ventas, el colombiano Guillermo Valencia, también evoluciona "positivamente" en una habitación de planta del citado centro hospitalario de la grave cornada de 10 centímetros que sufrió en el escroto, y que afectaba a la uretra y alcanzaba el pubis. Según García Padrós, "no ha tenido fiebre y, más o menos, ha podido descansar algo. A lo largo del día pasarán a verle los servicios de urología del San Francisco de Asís para hacer un diagnóstico más preciso, pero su evolución es también buena".

Guillermo Valencia explica que "el dolor fue un dolor muy fuerte, tenía claro que iba herido. Me di cuenta de que llevaba una cornada porque noté el derrote seco cuando le eché la muleta abajo para entrar a matar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios