miguel ángel león. novillero

"Quiero ser la revelación de este año y posicionarme en el toreo"

  • El diestro gerenense tomará la alternativa el próximo 10 de febrero en Valdemorillo, de manos de Paulita y con El Capea de testigo

Miguel Ángel León. Miguel Ángel León.

Miguel Ángel León. / m. j. lópez olmedo

El novillero sevillano Miguel Ángel León (Gerena, 1 de febrero de 1994) será doctorado el próximo 10 de febrero en la Feria de Valdemorillo por Antonio Gaspar Paulita, con Pedro Gutiérrez El Capea de testigo y toros de Monte de la Ermita.

-Miguel Ángel, ¿era la alternativa soñada?

-Sí. Me hubiera gustado tomarla en mi tierra, pero tenía claro que si no era en Sevilla tenía que ser en una feria con repercusión. Valdemorillo, al ser una feria tempranera, lleva siendo años un trampolín para los toreros. Además, es una plaza cubierta donde no hay viento y me sentiré bien. Me gustan los cosos cubiertos. He tenido buena suerte en ellos, como en Arnedo y Navalcarnero.

-Analice el cartel.

-Paulita tiene un corte sensacional, incluso toreando corridas no idóneas. El Capea ha sufrido el banquillo; me emociono recordando a su padre, que es para mí un torero espejo. La ganadería es de procedencia Torrestrella y tiene un fondo tremendo, por lo que puede aportar opciones para el triunfo.

"Valdemorillo, al ser una feria tempranera, lleva años siendo un trampolín para los toreros"

-¿Qué supone la alternativa?

-Es el día más importante de la carrera de un torero. La recompensa a todo esfuerzo y la incertidumbre de competir en otro nivel más serio. Ahora enfilo el camino para llegar a la meta de ser figura del toreo.

-El año pasado barajó la posibilidad de doctorarse en Sevilla. ¿Qué sucedió?

-Fue un año triste. Mis apoderados mantuvieron conversaciones con la empresa. Dijeron que era imposible. Hubo otras alternativas a otros compañeros de Sevilla, pero a mí no. ¿Motivos? Ya me da igual. Espero volver pronto a Sevilla como matador.

-Este año no ha querido arriesgarse a que suceda lo mismo...

-No. Busqué otras opciones. Valdemorillo es una feria que tiene repercusión.

-¿Qué espera para 2018?

-Pienso en que el día de la alternativa tienen que pasar cosas importantes. Tiene que salirme todo para continuar con una carrera larga. Y espero torear en las ferias de Sevilla y Madrid.

-¿Apoderamiento?

-Continuaré con Manolo Hurtado y Martín del Olmo y mi mano derecha, mi consejero, Luis Miguel Martín.

-¿Cuántas novilladas picadas ha toreado en total?

-Una treintenta.

-¿Y el año pasado?

-Toreé una en Navalcarnero y corté cuatro orejas. En mi segundo novillo pidieron el rabo. Fue una de las tardes más importantes de mi carrera, con una novillada muy grande y seria de Torrenueva.

-¿Cómo ha sido la etapa de novillero?

-A sangre y fuego, con muchos cambios y he tenido el privilegio de pisar plazas de primera categoría.

-¿Qué tipo de toreo busca?

-El clásico, puro. También me han gustado los toreros con pundonor. Mis referentes son Capea, Manzanares, Robles y Ortega Cano.

-¿Su objetivo como matador?

-Quiero ser la revelación de este año y posicionarme en un lugar privilegiado del toreo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios