Rafael de Paula recibe el alta para convalecencia en su domicilio

  • El matador de toros ha permanecido cinco días ingresado en el Hospital Santa María de El Puerto donde ha sido tratado de un accidente vascular coronario

Poco después de la una y media de la tarde de ayer, el matador de toros del barrio de Santiago Rafael de Paula, abandonaba el Hospital Santa María de El Puerto donde había permanecido ingresado los últimos días tras sufrir un infarto de miocardio la noche del domingo pasado.

El torero había recibido el alta hospitalaria y salía de la planta tercera del establecimiento sanitario portuense, donde radica el servicio de cardiología, para convalecer en su domicilio tras la buena evolución del accidente vascular coronario sufrido, controlado médicamente desde los primeros momentos. Tras una serie de pruebas que concluyeron con la llamada "De esfuerzo", que verificó el torero en la mañana de ayer, salió del hospital en compañía de su esposa, Marina Muñoz, en un automóvil conducido por José Miguel Ojeda Lorente, hasta hace poco empresario de la Plaza Real y cuya familia guarda estrecha amistad con el matador.

Todo el mundo del toro ha estado pendiente de la evolución del espada, matador de referencia en el mundo taurino, máxima figura histórica del toreo y una de las cimas estéticas de la lidia. También han sido muchos las personalidades del extenso círculo intelectual de amigos del torero que se han interesado, alguno por medio de este periódico. Medalla de oro de las Bellas Artes, ha sido uno de los matadores cuya ejecutoria ha elevado al toreo a su consideración artística y objeto de reconocimiento de academias y ateneos, de hecho recientemente fue nombrado Ateneísta honorario en el Ateneo Científico, Artístico y Literario de Cádiz. El alta hospitalaria ha sido acogida con gran satisfacción en todo el planeta del toro.

Rafael de Paula, de 68 años y retirado de los ruedos tras su última actuación en la Feria del Caballo de Jerez el 18 de mayo de 2000, no había ejercido más actividad taurina que el periodo en el que ejerció de apoderado de Morante de la Puebla, en el pasado año, aunque sigue viviendo con intensidad el mundo taurino, De hecho el pasado sábado había asistido a un tentadero en una finca malagueña, presenciando las labores camperas de Morante de la Puebla y Salvador Vega.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios