Toreo de altura en el Club Pineda

  • El torero sevillano Eduardo Dávila Miura ejercerá como profesor taurino en un cursillo para chavales desde 8 años de edad · Se impartirá entre octubre y diciembre en las instalaciones de la asociación

Comentarios 20

Corren nuevos tiempos en la tauromaquia. Si antes las figuras ansiaban la retirada para encerrarse en el campo y formar una ganadería, en nuestros días los diestros de las últimas generaciones se adentran en actividades variopintas. Así, el espada sevillano Eduardo Dávila Miura, torero de elevada estatura, impartirá toreo de altura en el Real Club Pineda de Sevilla a alumnos a partir de los 8 años de edad y se dedica a instruir directivos en época de crisis.

Cuando todavía la noticia no ha visto la luz pública el curso taurino que comenzará en octubre en las instalaciones de Pineda ha corrido como un reguero de pólvora. Dávila Miura explica: "Es algo increíble. Aunque estamos en agosto, en época de vacaciones, la gente no para de llamar para informarse. Es mi primera experiencia en este sentido y soy un profesor sui géneris porque lo que intento en este caso es acercar la gente joven al toro. Creo que todos los toreros tenemos la obligatoriedad de acercar la juventud a nuestra Fiesta. No quiero llamarlo Escuela Taurina. No se trata de formar toreros, si no de un acercamiento para conseguir futuros aficionados. ¿Por qué no puede un chaval torear de salón e incluso pegar un pase a una becerra?... Eso es una sensación única y estoy convencido que quien lo consiga será aficionado. Lo de llegar a ser torero son palabras mayores. Llegar a figura del toreo, como llegar a ser Papa, es un milagro".

Según el torero, socio de Pineda desde su infancia, la idea nace "viendo a mis hijas -Carmen, de 5 años y Rocío, de 5- a las que llevo para que aprendan tenis y natación. Probablemente no serán tenistas ni nadadoras de élite, pero les viene bien. En ese mismo sentido pensé que también debería haber un curso de toreo ¿Por qué no? Le comenté a mi mujer la idea, que también tuvo buena acogida en el presidente del club, Álvaro Salinas, en Ramón Ybarra, Diego Cascajo y José Manuel Cano. Como también les encantó a los miembros de la Tertulia Taurina que tenemos". Una idea que "es una novedad. No se ha puesto en marcha en ningún otro club de España. Lo único que recuerdo, aunque no es algo parecido, fue una vez en que mis tíos -los ganaderos Eduardo y Antonio Miura- llevaron unas becerras a Pineda y las toreó Juan Vázquez, hijo del maestro Pepe Luis. En nuestro caso tiene mayor sentido porque es difícil encontrar una ciudad tan taurina como Sevilla".

El diestro intentará inculcar, además de aspectos técnicos elementales, otros valores propios del toreo, "como el sacrificio, la constancia, el respeto a los mayores, el vencer el miedo a actuar en público o la disciplina" en unas clases que se desarrollarán entre octubre y diciembre "y que ante el interés que ha surgido por el boca a boca puede que se extiendan desde enero a marzo y si se desborda contaré con el novillero Jesús Collado. El precio del curso está en consonancia con el de otras actividades, unos 200 euros, y se organizarán visitas a ganaderías bravas y contaremos con la asistencia de grandes figuras. Lo mismo que a los chavales les acercan a Kaká para iniciarlos al fútbol, ¿por qué no se puede contar con Espartaco u otra gran para que les muestre la tauromaquia?". Las clases se impartirán "en un picadero cubierto, ya que en esa época, por la climatología, no podremos hacerlo al aire libre".

Eduardo Dávila Miura, que también suma como otra de sus facetas la de apoderado del matador de toros francés Juan Bautista, considera que estos cursos pueden ser sus primeros pasos para iniciar una etapa como profesor taurino: "No descarto que en un futuro me dedique a la preparación de toreros. Sinceramente creo que en la Escuela de Sevilla habría una gran labor por hacer. Eso no lo voy a ocultar porque creo que es vox populi. La Escuela de Sevilla no está funcionando como todo el mundo esperaba. Tampoco debe ser fácil. Cuando la cosa no funciona debe ser por algo. Todas las personas que han estado ahí habrán hecho una buena labor, pero creo que hay muchas cosas que superar. Y como torero de Sevilla me da pena cómo está la Escuela de Sevilla, sinceramente. Pero ahora mismo no me planteo el tema de una Escuela".

Dávila Miura, a modo de sentencia, señala que en el curso de Pineda las nociones básicas en la enseñanza a los chavales serán: "Valorar más al torero y respetar más al toro" y que su mayor triunfo consistirá en "que los niños acaben locos por pedir a los Reyes Magos un capote y una muleta y decirles a sus padres que los lleven a la Maestranza".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios