Ventura, cumbre, corta cuatro orejas y un rabo en Arles

Diego Ventura. Diego Ventura.

Diego Ventura. / juan carlos muñoz

El rejoneador sevillano Diego Ventura, que estuvo cumbre ayer en el Coliseo romano de Arles, cortó cuatro orejas y un rabo en la matinal de rejoneo. Con dos tercios de entrada se lidiaron toros de San Pelayo, de correcta presentación y buen juego en líneas generales. Andy Cartagena, silencio y silencio. Diego Ventura, dos orejas y dos orejas y rabo. Leonardo Hernández, ovación y dos orejas. Ventura, después de un primer tramo muy técnico, enloqueció a la gente con su caballo Dólar. Puso un par de banderillas con el caballo sin las riendas que puso boca abajo a los tendidos. Acertó a la hora de matar y cortó un rabo. En el otro, exhibición de su maestría en un labor que siempre fue a más. Enloqueció a los tendidos. Hernández aprovechó las buenas embestidas del tercero para rejonear con brío. Los quiebros entusiasmaron al público, que lo recompensó con dos orejas.

En la corrida vespertina, Luis David Adame salió a hombros en el cierre de la Feria de Pascua de Arles. Con más de un tercio de entrada en el Coliseo romano, se lidiaron toros de la ganadería de Alcurrucén, una corrida interesante en su conjunto y con fondo de nobleza, pero de desigual presentación. David Fandila El Fandi, silencio y oreja tras aviso; José Garrido, oreja tras dos avisos y ovación. Luis David, oreja y oreja.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios