El apoderado de Juan José Padilla asegura que volverá a torear

  • Antonio Matilla, titular de la plaza de Jerez y candidato a explotar Las Ventas, destaca la fortaleza mental del Ciclón

El empresario, ganadero y apoderado de Juan José Padilla, el salmantino Antonio Matilla, ha asegurado ayer que el diestro jerezano "volverá a torear", aunque no saben cuando.

"Es un hombre que tiene una fortaleza mental y física fuerte y, si Dios quiere, todo se va a arreglar", ha afirmado el apoderado.

Desde que el diestro sufriera el grave percance que le ha dejado maltrecha la parte izquierda de la cara, Matilla es sobre todo "amigo", tanto del torero como de "toda su familia", y está más a su lado en este momento que en el de los grandes triunfos.

Antonio Matilla, que apodera además a Finito de Córdoba, José María Mamnzanares, "El Fandi" y a los rejoneadores Fermín Bohórquez y Diego Ventura, ha recordado que "la profesión del torero es así de dura".

Preguntado sobre el futuro profesional de José María Manzanares como torero, a Matilla le "encantaría responder pero, como no tiene techo, será difícil que la responda", él o cualquier aficionado.

"El torero va creciendo y ahí está, genera ilusión", dice el apoderado. Sobre rejoneador Diego Ventura, una de las máximas figuras del toreo a caballo, Matilla ha explicado que "ya tenía una gran proyección" y que tiene la suerte de disponer de una "cuadra espectacular".

La casa Matilla tiene cerrada la entrada de nuevos valores y, aunque le gustaría apoderar a alguna joven promesa, de momento, con lo que tiene Mantilla va "bastante cargadito", confiesa el empresario.

Junto a Martínez Uranga y Simón Casas, Matilla ha concurrido a la gestión de la Plaza de Toros de Las Ventas (Madrid) porque, ante la coyuntura económica, "hay que cambiar el sistema" y la unión de varios empresarios para la gestión de una plaza es "una de las medidas, ya que entre tres es más fácil buscar soluciones".

Para Matilla, la gestión de las plazas de toros es "muy complicada" ya que se trata de "un espectáculo de ocio caro, muy caro".

En su opinión, todo pasa por aguantar, reducir espectáculos y programar corridas de alta calidad para que los aficionados hagan un esfuerzo y acudan al coso.

"Ahora ya no hay bolsillos que se permitan ir todas las tardes a los toros, el aficionado escoge un día, el más ilusionante", sostiene.

Como criador de toros, Matilla ha asegurado que "el futuro de las ganaderías pasa por una mayor selección del ganado".

Otro de los problemas que ve es el "montón" de encastes que se están perdiendo por problemas sanitarios, ante lo que recomienda "hacer un esfuerzo" entre todos para mantenerlos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios