A la espera de que José Tomás firme en breve su contrato para Huelva

  • Si así fuese, el madrileño vendría a dar la alternativa a Miranda el 5 de agosto en La Merced

Huelva quiere que José Tomás, el más ansiado matador de toros del escalafón, esté en su feria de Colombinas. No solamente lo quiere Huelva sino que también lo anhela la empresa de La Merced. Seguramente, lo hará el día 5 de agosto y , además, si así se tercia finalmente, dará al novillero de Trigueros David de Miranda una de las pocas ceremonias de alternativa que haya protagonizado en su historial torero el de Galapagar.

Sobre eso gira ahora mismo la realidad de una empresa que aún no tiene el contrato de José Tomás en su mano, pero que aspira a tenerlo en breve, posiblemente en esta misma semana, y a hacer ciertas todas la actualidad que rodea al diestro en cuanto a su presencia en la feria de Colombinas de este año.

Sí, son rumores. Mas rumores, que, al fin y al cabo, andan empecinados en algo que existe sobre un planteamiento inicial, sobre el deseo de que sea, pero que aún no es... aunque pueda ser. Aunque deba ser, por el bien de esta Huelva y su feria. Una casi realidad que anda en el equilibrio de una difícil negociación que lleva varios días cocinándose entre las partes.

Lo que resulta más difícil de contar en toda esta espiral que parece haberse conjurado al hilo de la presencia de José Tomás en la feria es por qué en Huelva hay tantos rumores jugando en su contra, y en ferias como Jerez, San Sebastián o Alicante, que han andado este camino sin rumorología ni especulaciones, tienen ya sus abonos vendidos y el contrato del torero en sus manos.

Algo, entonces, no se ha manejado con soltura, con naturalidad, en esta tierra cuando tan problemático está resultando el parto. En algún paso debe haberse ido enquistando esta historia para que tanta especulación haya provocado y tanto esté costando parir para darle visos de certeza a esta historia, y podamos escribir con seguridad y soltura lo que se intuye que va a suceder, que no es sino algo bonito en torno al toreo y especialmente para Huelva.

Porque según el momento, la historia parece tener variasversiones: unas veces parece que vendría con los toros de Núñez del Cuvillo, otras parece ser que ante los de Victoriano del Río, e incluso, que andaban buscando bichos por los campos de Garcigrande o El Pilar. Otras tantas veces más, que lo hará con José María Manzanares como compañero de cartel y otras, más allá, que será el madrileño Alberto López Simón quien complete el trío de esa tarde.

La especulación está montada en torno al torero más carismático de todos. Y es lógico que se hable de él como la gran atracción de una feria que, desde luego, varía mucho de anunciarlo en ella a no hacerlo. También es normal que se haya despertado toda la expectación en torno al de Galapagar y que se hable de él como si no existiera más feria que la tarde en la que inscribe su nombre en la que es casi seguro que se hacen todos los esfuerzos posibles, sobre todo por el prestigio que alcanzan las Colombinas contando con el torero más codiciado anunciado en ella.

Lo que sí parecería ya más propio en estos momentos es que ese rumor, que ahora existe, se confirme en su certeza cuando finalmente el torero estampe su firma en ese contrato que encabece un párrafo que contenga la palabra Huelva.

Porque si de algo adolece el trato de José Tomás con la empresa onubense que dirigen los empresarios Carlos Pereda y Óscar Polo es precisamente de eso, de una firma que diga finalmente que las intenciones son del todo ciertas. Firma que, según parece, debía de haberse producido ya, pero que finalmente algo ha llevado a demorarla en el tiempo.

Una firma. Eso es todo lo que necesita la empresa para tirar adelante, y eso es lo que no presenta, hasta el momento, ninguno de los dos empresarios. Simplemente, porque dicen que no la tienen.

Ese es el argumento que esgrime la empresa cuando se le pregunta insistentemente por la más que segura presencia del matador de toros de Galapagar en La Merced, convirtiendo así la plaza de toros onubense en otra escala más de ese crucero que José Tomás ha diseñado para su temporada 2016. Si todo termina confirmándose, ¡perfecto!

Lástima que a estas alturas no estemos hablando de las certezas que sí tiene la feria como son los nombres de El Juli, Perera, Roca Rey, Silvera, Conquero, Ventura o Andrés Romero, cuando los carteles están a escasos nueve días de que se presenten en público.'

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios