diego ventura, rejoneador

"Mi gesto en Espartinas es un acto de rebeldía y algo más..."

  • El jinete, que no ha sido contratado por la empresa Pagés para Sevilla, lidiará el próximo domingo seis toros de diferentes encastes.

Diego Ventura, en su finca de La Puebla del Río. Diego Ventura, en su finca de La Puebla del Río.

Diego Ventura, en su finca de La Puebla del Río. / d. s.

Diego Ventura, máxima figura del rejoneo y que no ha sido contratado por la empresa Pagés para la Feria de Abril, se enfrentará a seis toros de encastes diferentes en la plaza de Espartinas el próximo domingo, el mismo día, y prácticamente a la misma hora, en el que se celebrará la corrida de rejoneo en La Maestranza en la que será su cuarta corrida en solitario, tras Ronda, Huelva y Sevilla. Los toros reseñados pertenecen a Partido de Resina, Prieto de la Cal, Pallarés-Buendía, María Guiomar Cortés de Moura, Los Espartales y Diego Ventura; por tanto hay encastes de Pablo Romero, Veragua, Santa Coloma, Domecq y Murube. El festejo comenzará a las seis de la tarde.

-Diego, ¿ha tenido una preparación especial para este festejo?

-Sí. Desde febrero hasta hoy he perdido 8 kilos. Tengo un preparador físico. Nunca me había preparado tanto para una corrida en concreto. Tengo ya 35 años y se va notando. Además me preocupa mucho la preparación de mis caballos.

-¿Cuándo nace la idea y qué le mueve a ello?

-En primer lugar, quedarme fuera de Sevilla. Quería hacer algo especial por los 20 años de alternativa. Algo diferente y bonito. Al quedarme fuera me dijeron muchos amigos, algunos de ellos de México, Colombia, Portugal y Francia que dónde toreaba en estas fechas de la Feria de Abril. Y como no tenía ninguna fecha me dijeron que por qué no montábamos una corrida ante seis toros.

-Es en el mismo día y a la misma hora que la que se celebrará en Sevilla ¿No hay un gesto de rebeldía?

-Sí. Mi gesto en el mismo día es un acto de rebeldía y algo más... Porque yo, al cumplir 20 años de alternativa, necesitaba torear seis toros. No es por hacer mal a la empresa.

-¿Cómo fue la negociación y por qué le dejaron excluido?

-Me he quedado fuera de Sevilla sin haber negociación. Después de intentar en varias ocasiones mis apoderados hablar con Ramón Valencia sobre mi contratación y evitarlo, la última respuesta cuando Luisma Lozano le dijo tras la contratación de El Juli, hablemos de la de Diego Ventura, el empresario contestó: 'Eso ya no toca'. No hubo negociación y eso no es. Yo sueño a diario cuando entreno con una gran faena que la hago en Sevilla y no me han dado oportunidad porque no se habló de nada.

-El empresario dijo en rueda de prensa que era por el ganado, que usted no quería la corrida de Bohórquez y con ella había conseguido seis Puertas del Príncipe.

-¿Cuántas veces en la corrida de a pie las figuras han pedido una determinada corrida? Yo tengo que mirar por el espectáculo. Esto no es nuevo. Llevo tres años diciendo que quería otra corrida. Quizás exploté al decirlo en televisión. Yo no digo que no vaya a torear la de Bohórquez en otros sitios, pero quería otro tipo de toro para Sevilla, con más transmisión. Ni siquiera atendió la petición de una corrida mixta, cuando yo por ejemplo fui por delante en una mixta con Oliva Soto porque le venía bien a la empresa.

-¿Cómo es su relación con Fermín Bohórquez?

-No la tenemos. El otro día nos saludamos en el entierro de Ángel Peralta y nada más. No estoy en contra de Bohórquez; al contrario.

-¿Hay responsables?

-La empresa y yo hemos fallado. El que no puede perder es el aficionado.

-Si el año próximo año no le dejan elegir ganadería, ¿volvería a Sevilla?

-No vendría. Cuando tomo una decisión voy a muerte. He perdido dinero al no torear este año y perdería también el próximo porque ante todo defiendo mis ideas.

-¿Qué número de corrida en solitario hace la de Espartinas y cómo recuerda sus experiencias anteriores?

-Esta es la cuarta. Antes fueron Ronda, Huelva y Sevilla. En Ronda, donde lidié siete toros, corté doce orejas y un rabo. La de Huelva fue dura y toreé con una lesión en el hombro desde el comienzo por un percance. Y en Sevilla abrí la Puerta del Príncipe y disfruté.

-Diferencias fundamentales con una corrida en la que lidia dos toros.

-Con seis toros y de encastes distintos hay que tener más registros, tener un abanico muy amplio en suertes y una cuadra de caballos amplia y de gran nivel.

-En Madrid torea dos mano a mano en San Isidro y una en solitario en Otoño ¿Por qué no los seis toros en San Isidro?

-La empresa me dijo que prefería que la corrida en solitario fuera en Otoño y llegamos a un acuerdo. Son dos buenas ferias.

-¿Cree que el oligopolio empresarial se está cargando la Fiesta?

-Sí. En mi caso tengo diez Puertas del Príncipe y catorce Puertas Grandes en Madrid y no es normal que no haya podido debutar en varias plazas como Pamplona, Logroño y que esté fuera de otras muchas ferias importantes.

-¿Por qué no llega el mano a mano con Hermoso?

-Por todo. Una de las dos partes no quiere y es la de ellos.

-Tenía previsto crear una Escuela de Rejoneo ¿En qué momento se encuentra el proyecto?

-Lo tengo parado. Hay gente joven que está en mi casa aprendiendo como Mara Pimenta, Paco Velázquez, Juan Quinta, Andrés Romero... o Juan Manuel Munera y Manuel Moreno, quienes serán los sobresalientes en la corrida del domingo en Espartinas. Ahora, sin tiempo, me es imposible llevar adelante en condiciones lo de la Escuela.

-En cuanto a sus ganaderías...

-Tengo 120 vacas de bravo. Ahora lidio algún toro suelto, como en Espartinas, donde llevaré uno, pero tendrá que crecer mucho hasta que llegue a lidiar en grandes plazas. Luego, tengo una yeguada con 40 yeguas madre.

-¿Ha pensado en lidiar en corridas a pie?

-No.

-¿Realizará alguna otra gesta, además de las ya anunciadas, en esta temporada?

-Es posible. Entre otras cosas tengo pensado algo especial para Ronda.

-Por último, destaque media docena de sus caballos para este año.

-De los consagrados, Nazarí, Remate y Milagro. De los nuevos Fino, Importante y Dólar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios