"Mi hijo está vivo de milagro; se ha librado por centímetros"

  • Chocolate afirma que "al ver como sangraba por el cuello, los médicos y yo temimos lo peor"

El novillero Juan José Bellido Chocolate, quien recibió el pasado sábado una cornada en el cuello en Ayllón -diseca carótica y yugular- evoluciona favorablemente en el Hospital Clínico de Valladolid, a donde fue trasladado en helicóptero.

El banderillero y padre del joven torero se mostrabra ayer optimista y tranquilo ante el último estado del novillero, que fue trasladado a planta. Según Juan Bellido Chocolate, "está dolorido y muy cansado. Pero los médicos nos han tranquilizado. De hecho, le acaban de trasladar a planta y ya ha ingerido alimentación". Chocolate añade: "Mi hijo está vivo de milagro. Se ha librado por centímetros. Al ver como sangraba por el cuello, los médicos y yo temimos lo peor". En cuanto a las previsiones, explica: "Los doctores dicen que estará, al menos, unas 72 horas en el hospital".

Juan José, ingeniero industrial, es torero de dinastía. Hijo y nieto de dos banderilleros ilustres con el mismo apodo: Chocolate. Su abuelo, cordobés, tras dejar el traje de luces, fue mozo de espadas de José Cubero Yiyo -quien murió en Colmenar por una cornada en el corazón-. Juan José recibió el pasado sábado su bautismo de sangre en su novena novillada picada en la temporada. Pierde otra, el próximo 8 de octubre en Medina de Pomar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios