"Hay muchos motivos para decir que esta va a ser una feria histórica"

  • Óscar Polo y Carlos Pereda analizan en exclusiva las claves de la próxima feria de Colombinas Su reto está fijado en vender todo el billetaje en forma de abono completo

Apenas roza el reloj de pared con sus manecillas las diez de la mañana. Es temprano, pero ese barullo latente que mantiene a esta ciudad en uno de los epicentros taurinos de la temporada ya se deja notar en los alrededores de la plaza de toros. Abajo, en un despacho que poco a poco se va quedando pequeño, un póster de José Tomás abona la historia de ese caminar empresarial en el que se apuntan siete tardes de contrato con el nombre más determinante que cartel alguno haya anunciado durante los últimos quince años. Allí, Antonio va marcando con X los pocos sitios libres de un tendido que ya va teniendo nombres propios sobre cada localidad.

"Aspiramos a que esta vez toda la plaza termine haciéndose abonada. Es el año de mayor expectación en torno al torero y creemos que esta vez Huelva tendrá el mayor número de abonados de toda su historia"

Óscar y Carlos saben que el trabajo que había que hacer, ya está hecho. No solamente porque una empresa modesta, familiar y con raíces choqueras haya conseguido para su plaza lo que otros tres grandes trust empresariales (Matilla, Chopera y Casas) también han logrado para sus importantes ferias.

-¿Cuándo empiezan a darle forma en sus mentes que el torero es posible en los carteles de Huelva?

-José Tomás siempre está en la mente de quien quiera tener al mejor. En la práctica, después de la corrida en México. En ese arranque del torero en los ruedos es cuando nos ponemos a diseñar la feria de este año. Teniendo siempre muy presente el hecho de que la única forma por la que uno puede aspirar a tener a José Tomas en sus carteles, es precisamente porque el torero elija esta plaza.

-Desde 1997, ustedes han conseguido tener anunciado al torero más taquillero durante ocho ferias. La querencia del torero con Huelva no deja dudas.

-José Tomás elige seriedad, equilibrio, una feria para todos. No es un torero que venga a llevarse nada y siempre mira que la feria tenga ese equilibrio para todos los que torean. Hay que desmitificar esa tontería de que José Tomas acapara todo para él porque no es cierto. Todo eso que busca el torero, lo encuentra en Huelva, en la empresa y en la afición y ahí es donde estamos convencidos de que el torero pone el verdadero interés por venir a esta feria

-¿Qué trasmite primordialmente esa figura del torero en la cercanía de un trato?

-Los tratos siempre se han cerrado con su equipo, como es lógico por otra parte. De cualquier forma las decisiones finales las toma él, y en ese sentido nunca hemos tenido problemas para entenderlas y respetarlas igual que él hace con las nuestras. Para nosotros, José Tomás, es un tío muy normal y sencillo dentro de un mundo de raros. ¿Qué ocurre entonces? Pues que ese tío normal es un genio. ¿Por qué? Pues porque ese tío normal, que come, reza, quiere, tiene ideas políticas normales y disfruta con su hijo, resulta que es un genio porque nadie en el toreo ha hecho jamás lo que está haciendo él y además en el tiempo donde lo está logrando. Él ha conseguido lo más grande a lo que aspira un torero. Torear cuando quieres, con quien quieres, donde quieres y por el dinero que quieres y encima vender toda la feria tú.

-Parecen vivir en la feria perfecta...

-Perfecto no hay nada. Siempre aspiras a más. Pero no es menos cierto que esta feria es para nosotros la más importante de cuantas hemos conseguido reunir. Está el torero a quien todos aspiran a tener en sus carteles, se anuncian dos que son revelación en la temporada, vienen cuatro hierros ganaderos muy importantes y si eso no fuese suficiente, la feria respira en onubense con la presencia de cuatro toreros. Hombre, perfecta no, pero importante para esta ciudad no me negará que lo es.

-¿Les preocupó en algún momento la cercanía de San Sebastián en cuanto a fechas?

-Jamás. Hemos tenido muy claro que él era el torero de la feria. Que tiene público para llenar las plazas que haga falta y que quien sigue a José Tomás come conchas allí arriba y gambas de Huelva aquí abajo.

-Alternativa incluida, la feria tiene varios vértices onubenses y todos desde la importancia.

-Es una ocasión histórica para David de Miranda. Histórica, porque histórica es esta feria y así se recordará siempre. No es habitual que el torero más importante de las últimas décadas, te haga matador de toros ante tu gente y entres en la tarde más notable de todas. Nos ilusiona muchísimo ese mano a mano que abre la feria, porque Conquero ya conoce la plaza y por ahí está llegando también el hijo de un torero que ha sido importante para esta plaza como Silvera. Y por otro lado, la presencia de Andrés Romero en la de rejones. Una presencia que no es de paisanaje sino por méritos propios de todas esas tardes en las que ha pisado esta plaza. No nos equivocamos cuando decimos que esta feria es histórica porque difícilmente vamos a poder unir tantas cosas importantes como ahora.

-¡ Pues viva la importancia de la feria!... ¿Alguna pena que contar?

-Pena desde luego que no, pero después de lograr que la ciudad vaya a tener el evento más importante del año, lo que sí nos queda es un sentimiento de soledad. De que ninguno de los sectores de esta ciudad ha estado decidida a tender esa mano que muchas veces necesitas en esta serie de retos tan brutales. Nos hubiese gustado que alguien siquiera hubiese preguntado, ¿necesitáis algo de mí?

-Si se ha quedado algo en ese tintero de la añoranza, mejor díganlo ahora o callen para siempre.

-Decir que se han quedado toreros fuera es tontería porque la estructura de la feria nos obliga a tener que elegir. Están los que debían de estar, pero si en algo nos ha tentado esta feria ha sido en un festejo más, aunque eso es impensable porque sería encarecer un abono que ha costado mucho equilibrar en precio, calidad y cantidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios