El novillero sevillano Rafael Serna pasa una jornada con náuseas y algo de fiebre

El novillero sevillano Rafael Serna, ingresado en el Hospital San Francisco de Asís de Madrid, pasó ayer un día con varios trastornos, entre ellos náuseas y unas décimas de fiebre. Según explicaba a esta redacción su madre, Magdalena Lirola, "ha pasado un día regular, decaidillo y con un poco de fiebre. Es posible que esté revuelto por los antibióticos que le están dando. Según el doctor -Máximo García Padrós-, la herida está curando muy bien".

El doctor García Padrós ha aseverado que el diestro pasó ayer un día revuelto, con náuseas y vómitos. Según el cirujano-jefe de Las Ventas, "aunque tenemos que asegurarnos del motivo, lo más probable es que sean efectos secundarios de los antibióticos que le estamos suministrando para paliar los dolores. Por las prueblas realizadas, descartamos que sea por la operación. La evolución, por tanto, es normal y lógica. Y estos problemas de las últimas horas creemos que serán de los antibióticos".

El torero, cogido el pasado domingo en la plaza de toros de Las Ventas, fue operado en la enfermería de una "cornada en tercio medio, cara interna del muslo derecho con rotura de venas safena y femoral, y contunde arteria femoral y nervio crural con ausencia de pulso en arteria pedia. También contornea el fémur y alcanza la cara externa del muslo, de pronóstico muy grave". Una cornada que, según nos contaba el galeno, era de 20 centímetros y atravesaba de lado a lado el muslo. Debido a que no tenía buen riego, fue posteriormente intervenido en el citado hospital, donde el doctor Luis Reparaz le realizó un injerto con vena safena de la otra pierna, consiguiendo recobrar el pulso del pie. Rafael Serna pasó a planta el pasado martes y la evolución de la herida es positiva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios