"Los óles profundos que escuché en La México me emocionaron"

  • El diestro saltereño, que el pasado domingo confirmó en la Monumental de Insurgentes, retomará su campaña americana el próximo mes en Colombia

Ha llegado de México y, sin tregua ni descanso, ha comenzado su singladura campera para prepararse de cara a la próxima temporada. Manuel Jesús El Cid, una vez orillados los trastos tras tentar en la finca de Martín Lorca, comenta: "He disfrutado mucho. Me han embestido las reses. No se puede uno quedar parado. Hay que seguir progresando. Me veo con mayor técnica y eso es necesario para torear mejor; por supuesto, dentro de mi estilo, en el que busco pureza, largura y clasicismo".

-Manuel, ¿cómo ha vivido su confirmación en la México?

-He quedado muy contento. Mi presentación en esa plaza suponía una gran ilusión. Impacta por sus dimensiones, pero da gusto torear. No tuve un buen lote, pero disfruté con un buen sobrero, al que le pegué muletazos muy buenos. Los óles profundos que escuché en La México me emocionaron. Los mexicanos son muy pasionales. La pena es que el toro duró 15 o 20 muletazos y están acostumbrados a faenas muy largas.

-¿Fue una actuación con una motivación especial?

-Fue un día distinto. Con mucha responsabilidad.

-¿Cuándo retoma su campaña americana?

-A comienzos de enero en Colombia, en Manizales. Luego, torearé en Venezuela en la Feria de San Cristóbal y en Colombia en la de Bogotá y, probablemente, Medellín. Y lo más importante es que, tras la confirmación, cuentan conmigo para volver a La México. Es posible que haga campaña en México, que para mí es un mercado desconocido. El año pasado estuve a punto de ir a Aguascalientes y no pude al coincidir con Sevilla.

-¿Se ha propuesto algo especial para la temporada española?

-De momento, no. Quiero arrancar en Castellón y Valencia y estar en todas las ferias.

-¿Qué balance hace de su temporada europea, con 58 corridas y 60 trofeos?

-Ha sido una temporada de disfrute. El 50% de mis actuaciones han sido en plazas de primera y en casi todas he conseguido trofeos.

-Independientemente de la estadística, ¿que valora más?

-De la temporada 2011 me quedo con la regularidad y solidez mental que me han faltado en años anteriores. He estado en una línea ascendente. He mantenido regularidad incluso con la espada. He mejorado en muchos aspectos gracias a la madurez, el poso y la veteranía.

-¿Cumplió sus objetivos en Sevilla y Madrid?

-Mi paso por ambas plazas fue bueno. Incluso en Madrid, si no pincho uno de los toros corto las dos orejas y salgo a hombros. Lo que resulta muy, muy difícil es salir por la Puerta del Príncipe de Sevilla o la Puerta Grande de Madrid. Se tienen que reunir muchas cosas: el toro, el torero y que hasta el público también esté contigo.

-El público está acostumbrado a ver a El Cid salir a hombros en esas plazas.

-Entre 2005 y 2008 lo conseguí de manera consecutiva. Parece que por fuerza tengo que abrir esas puertas. Uno es de carne y hueso. De cualquier forma a ver si el próximo año consigo la quinta Puerta del Príncipe y mi tercera salida a hombros en Madrid.

-¿Ha superado todos los momentos amargos personales?

-Sí. Está todo superado. El año pasado llegaron los éxitos a partir de mitad de temporada. Hay que tener en cuenta que mi padre fue un pilar fundamental en mi carrera y en mi vida. Me afectó mucho su pérdida. Los toreros también somos de carne y hueso. En fin, el toreo fue mi medicina para superar todo y ahora, gracias a mi profesión y a mi familia, estamos más fuertes y con más ilusión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios