"Me partió el escroto, seguí y el público se entregó; todos los esfuerzos son pocos"

El matador de toros sevillano Manuel Escribano convalecía ayer en su domicilio, en Gerena, tras el grave percance sufrido el pasado domingo en la plaza de Saint Vincent de Tyrosse (Francia), donde un toro le infirió una cornada en el escroto y le evisceró el testículo izquierdo cuando banderilleaba. El diestro continuó la lidia. Pero tuvo que ingresar en la enfermería. Tras pasar por el quirófano, volvió al ruedo a estoquear su otro toro.

Escribano, que fue atendido ayer en la capital hispalense por el doctor Domingo Jiménez, quien descartó otras lesiones graves, explica: "El toro me lanzó un hachazo al triángulo de Scarpa, donde tengo un hematoma y me rajó el testículo izquierdo cuando prendía banderillas al quiebro. Volví a poner un tercer par con la herida abierta. Pero se me salían los testículos y entré en la enfermería para que me cosieran. El toro me partió el escroto, seguí y el público se entregó; todos los esfuerzos son pocos".

Después de ello, en un gran gesto de vergüenza torera, retornó al ruedo: "Corrimos turno para que yo pudiera lidiar el último toro, que resultó muy difícil, como toda la corrida de Joselito. Lo recibí a portagayola, luego unas gaoneras. Y me pegó un volteretón tremendo. Se me dobló el cuello cuando me estrelló contra la arena. Estoy como si me hubiera pasado un camión por encima. Fue muy complicado en banderillas y en la muleta. Lo maté perfecto, sin puntilla, y me dieron una oreja; una de las más difíciles de mi vida".

El diestro gerenense afirma: "Estaré listo con toda seguridad para torear el 11 de agosto en Almonaster la Real, donde comparto cartel con Corpas y Agustín de Espartinas, con ganado de Toros de la Plata". Luego, sumará otra media docena de contratos y en septiembre actuará en Francia, donde cuenta desde novillero con cartel.

Manuel Escribano, que ha sumado en la presente temporada cuatro corridas, afirma: "He toreado tres en Francia y en España la goyesca de Archidona, en la que he cortado un rabo a un toro de Lagunajanda". Y concluye que los resultados, pese a que su campaña es breve, le han reforzado la moral: "Estoy disfrutando mucho cuando toreo y tengo más confianza que nunca en mí".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios