daniel araujo. novillero

"Mi sueño es presentarme con picadores en La Maestranza"

  • El diestro utrerano, que debutó con picadores en Galapagar en 2016 y sin oportunidades desde entonces, está inédito en su escalafón 

Daniel Araujo. Daniel Araujo.

Daniel Araujo. / F.G.

Daniel Araujo (Utrera, 1990), prácticamente inédito como torero, intenta abrirse camino en su etapa como novillero con picadores. El diestro afirma: "Mi sueño a corto plazo es presentarme con picadores en La Maestranza. Lo primero es meter la cabeza en Sevilla y a raíz de ahí a ver qué sucede. Antes de Sevilla podría torear un par de novilladas. Una vez incluido en el abono podría valerme para entrar en los certámenes de novilladas picadas. De lo contrario es complicado que te contraten".

-Casi todos los novilleros se ven abocados a torear en una plaza grande o no son contratados...

-El sistema está así. O llegas a Sevilla, cortas orejas y das una dimensión importante o prácticamente es imposible darte a conocer.

-Desde su debut con picadores en 2016, ¿cuántos festejos ha sumado?

-Únicamente la novillada de mi debut y un festival.

-¿Qué sucedió?

-Debuté en Galapagar el 16 de septiembre de 2016 y únicamente toreé esa tarde. Fue en una novillada de Fernando Peña, en Galapagar. Mis novillos tuvieron poquita fuerza. En mi primero tuve opción, pero fallé con el descabello y me ovacionaron. El segundo, mansito, aunque le metí la espada arriba, volvió a tardar en echarse, como sucedió con el anterior. Me pidieron la oreja, que no me concedieron. El festival fue en Mombeltrán. Lidié un novillo, complicado, de La Guadamilla al que corté una oreja.

"El año pasado debutaron muchos toreros y este año espero que yo tenga la oportunidad"  

-¿Está preparado para esa oportunidad?

-Me gustaría torear quince o veinte novilladas, pero las circunstancias están así. Lo que me queda hasta que llegue esa gran oportunidad es entregarme en los entrenamientos y hacer todos los tentaderos que pueda.

-¿Cómo fue su etapa sin picadores?

-Bastante larga. Toreé unas veintiséis novilladas.

-Llegó a debutar sin caballos en la plaza de Sevilla, ¿qué recuerdo tiene de ello?

-Fue una noche muy bonita, de mucha alegría. En el primero fui ovacionado y en el segundo di una vuelta al ruedo tras negarme una oreja, con novillos de Tornay.

-¿Le impuso la plaza?, ¿cómo fue el contacto con el público?

-La plaza no me impuso y el público me trató de manera extraordinaria. Me sentí muy querido.

-Si no llega una oportunidad en la Maestranza, ¿qué puede suceder?

-Yo sólo tengo en mente que la empresa de Sevilla me dará la bendita oportunidad. Creo que tarde o temprano llegará porque la empresa ha dado oportunidades a los toreros de Sevilla. El año pasado debutaron muchos y este año espero que yo tenga la oportunidad. Por lo que llevo observado del sistema sólo Sevilla y Madrid pueden servirte para lanzarte. Lógicamente, Sevilla es la más cercana para darme a conocer.

-Y si no se entra en estas grandes plazas, ¿qué sucede?

-Es la pescadilla que se muerde la cola. Si llamas a los pueblos te dejan ver que has tenido que pasar antes por las grandes plazas como Sevilla y Madrid. En las grandes te dicen que es mejor que hayas toreado muchas en los pueblos. Y sin apoderado, como es mi caso, es muy difícil, aunque me están ayudando varios profesionales de mi tierra.

-No contar con oportunidades, ¿le ha mermado la moral?

-No. Pienso que mi oportunidad llegará y mientras tanto a entrenar.

-Su toreo.

-Intento el toreo clásico, con todo el empaque que pueda.

-¿Y su objetivo?

-A largo plazo conseguir lo máximo. Esto es pasito a paso. Estoy inédito y tengo que demostrarlo todo en las oportunidades que me den.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios