"Estoy satisfecha con mis faenas, pero me hubiera gustado cortar oreja"

Con mal sabor de boca, Lea Vicens dejaba ver anoche su rabia por no tocar pelo. "Me hubiera gustado cortar oreja, pero estoy muy satisfecha con mis faenas y con algunos detalles que creo que han tenido mucho nivel, sobre todo en los quiebros y en la cercanía", explicaba la francesa, que reconoce haber cometido "errores estúpidos de principiantes". "En los pinchazos a veces hay hueso", añadía. Sobre su primer animal, Vicens señalaba su falta de transmisión: "Ha estado muy parado. Me cuesta más trabajo torear los toros que no embisten". Con el segundo tuvo más suerte aunque dejó escapar la oreja al final: "Ha sido un toro bueno, lo dejé un poquito crudo y pude hacer una faena movida. Me desesperé y lo estropeé con el rejón a muerte. Tenía una faena de oreja", explicaba.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios