La falta de acuerdo deja la solución de los carteles de la Feria de la Salud en el juzgado

Dos no discuten si uno no quiere. Esa reflexión es la que parece que impera en el contencioso entre la sociedad propietaria del Coso de los Califas y la empresa que lo gestiona, que sumó en la tarde del miércoles un nuevo desencuentro. Ambas partes tenían previsto reunirse con el objeto de tratar de poner puntos en común, a fin de no verse las caras en los tribunales. Finalmente, todo quedo en agua de borrajas, pues una de las partes ni siquiera acudió a la reunión prevista. Según el presidente de la sociedad propietaria, Tomás González de Canales, recibieron una llamada del gerente de la empresa, Julián Alonso, preguntando que "para qué era la reunión" alegando que la cabeza visible de Ramguertauro, el venezolano Ricardo Ramírez, que "no estaba esa tarde disponible", motivo por el cual la reunión quedo suspendida. Ramírez a través de una red social que "no hubo reunión con la propiedad hemos decidido mi socio (Juan José Guerrero) y yo que con los ataques de ayer no vale la pena". La pregunta ahora es conocer a qué ataques se refiere y si la concesionaria está preparando una salida airosa y desistirá de continuar en Córdoba. Ante el desencuentro entre las partes, está claro que habrá que esperar al próximo lunes día 5, cuando ambas partes se reúnan, esta vez en los tribunales, para dirimir el futuro de la próxima feria de mayo, en suspenso por el momento. A pesar de las dudas que sobrevuelan por la afición todo apunta que se celebrará finalmente, bien con las combinaciones que Ramguertauro tiene preparadas, o bien, si la juez dicta medidas cautelares, será el empresario Tomás Entero quien prepare un cartel del gusto de la propiedad, aunque en tiempo récord.

Las combinaciones por las que apuesta Ramguertauro y que no son de la categoría de la plaza, según la propiedad, son las de erales de La Quinta, para Lagartijo, El Rubio y Romero Campos en la tarde del 25 de mayo; el día 28, erales de La Morantilla, para Rafael Reyes, Carlos Jordán y Antonio Suárez; el 29, toros de Jaralta, para Juan Diego, Paco Ureña y Andrés Luis Dorado; el día 30, toros de La Palmosilla, para Antonio Ferrera, Curro Díaz y Jiménez Fortes; en la jornada del 31, toros de Zalduendo, para Enrique Ponce, Morante de la Puebla y Alejandro Talavante; y el 1 de junio, tradicional becerrada homenaje a la mujer cordobesa.

Este abono tiene como principal nota discordante la ausencia de Finito de Córdoba, así como la duda de Morante de la Puebla, quien a través de su entorno ha manifestado que su actuación en Córdoba, quedaba "congelada" hasta que no se resuelvan los problemas entre la empresa y la propiedad de la plaza de Los Califas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios