videojuegos

Análisis 'Attack on Titan 2'

  • El juego basado en el popular 'manga' homónimo entrega un segundo título con nuevas mecánicas, entre otras sorpresas

El éxito del animeAttack on Titan - A.O.T. 2 obtiene de mano de Tecmo Koei una nueva adaptación basada en el popular manga nacido del sobresaliente pincel de Hajime Isayama. El próximo mes de julio se comenzará a emitir la esperada tercera temporada del título en la televisión japonesa, pero hasta que la sucesión de capítulos desembarque en nuestro rincón del mundo, los experimentados chicos de Omega Force han pensado en satisfacer los deseos de sus seguidores y ampliar, en cierto modo, el alcance de este universo que tan bien retrataba el primer AOT Wings of Freedom.

Si ya conoce este frenético mosou, basta decir que A.O.T. 2 ha heredado el estilo de juego sólido y divertido propuesto en el primer episodio, pero que, en esta ocasión, cuenta con muchas mecánicas inéditas. Por ejemplo, si en el pasado los personajes recurrían al Equipo de maniobra tridimensional (Omni-Directional Mobility Gear -ODM), el dispositivo que funciona mediante cargas de gas para acercarse a los gigantes y amputar sus extremidades o acertar un tajo en la nuca a través los mismos patrones, la nueva propuesta, en cambio, ha introducido entre sus virtudes una zona de advertencia: ahora los Titanes son capaces de percibir la presencia de enemigos alrededor, fijar la atención y lanzar devastadores y rápidos ataques.

Bienvenido al 104 regimiento de cadetes

En Attack on Titan 2 juegas como miembro de una clase de soldados novatos entrenados para enfrentarse a los titanes, el enemigo final de la humanidad. El guion transcurre más o menos adyacente a la segunda temporada del popular anime, sin embargo, existe un primer detonante que marca diferencias fundamentales sobre el título original: la posibilidad de crear tu propio avatar personalizado para conocer o redescubrir la perturbadora historia y el punto de partida desde un prisma diferente, aunque del mismo modo será esencialmente testigo de primera mano de eventos cruciales. De hecho, existe un vínculo claro entre nuestro personaje y Eren Jaeger, Mikasa Ackerman o Armin Arlert, al encontrarse, como ellos, entre los pocos supervivientes de la pequeña localidad de Shiganshina tras el devastador ataque perpetrado al comienzo de la historia.

Lo anterior es importante, porque más allá de la batalla se podrá profundizar en las relaciones con los compañeros de escuadrón, mejorando nuestro conocimiento sobre sus vidas dentro de los muros a raíz de la implementación de elementos de corte RPG. El estilo de juego Town Life ha ganado opciones para fortalecer relaciones, un elemento importante, pues ofrece una mayor comprensión del elenco de personajes. Para ello se han implementado características de rol adicionales que permite entablar relaciones con personajes del universo Attack on Titan para así tener un mayor conocimiento de sus propios camaradas.Como adelantábamos, entre las expediciones, los soldados pueden reabastecerse y actualizarse: el jugador puede descubrir tiendas y servicios, pero sobre todo iniciar una conversación con el elenco original de personajes con el fin de aumentar la relación afectiva, profundizar en sus características y desbloquear nuevas habilidades. Cada personaje tiene, de hecho, un parámetro relativo a la amistad, que sube de nivel a través de una serie de actuaciones que van desde la cooperación en el campo de batalla a la elección de respuestas correctas durante el diálogo. Al establecer vínculos sociales más firmes, el personaje puede heredar habilidades de compañeros, además de conocer con más profundidad cantidad de detalles de personajes que normalmente no disfrutan de mucho tiempo en pantalla o en el anime. Combinando el número de misiones con la historia del juego y las pequeñas tramas personales, el modo historia de Attack on Titan 2 se puede extender muchas horas, revelando detalles inéditos, incluso en el anime y manga original.

Movimientos letales entre balanceos

En referencia a las mecánicas de juego, el Equipo de maniobra tridimensional ha recibido una actualización que lo sitúa como otro de los elementos más destacados de la franquicia. Lleva un par de intentos hacerse completamente al control y sentir el ODM, hasta un punto que la agilidad del personaje llega a sorprender; pero al comenzar, hay tiempo para caer al suelo, balancearse con cierta torpeza o directamente para emprender carrera con ambos pies en tierra. Una vez entablamos cierta cordialidad, el sistema A.O.T. 2 despliega sus movimientos mejorados para defenderse de los titanes, que requerirán maniobras más precisas. Por suerte contamos con el monocular, que se emplea para realizar un análisis de la situación con la localización y las posiciones de los titanes desde lejos para así atacar estratégicamente. Como líder de escuadrón, en la secuela podemos enviar a nuestros camaradas a las partes específicas del cuerpo de un titán simplemente golpeando un atajo asignado en el mando de control. Dependiendo de los personajes integrados en la unidad, el compañero usará habilidades como lanzar un flash que aturde al titan, para continuar ordenando a otro camarada cortar una de las extremidades del gigante.

Para variar aún más la estrategia de ataque se suma la formación en el campo de batalla, ya que los compañeros de equipo pueden utilizar varias acciones adicionales que varían según el tipo de soldado. Están divididos en tres categorías diferentes y una vez recibida la orden de actuar, pueden lanzar ataques individuales, tratar de capturar a los gigantes o incluso ejecutar espectaculares movimientos coordinados con el personaje controlado por el jugador. Como resultado, si en el pasado la principal característica de A.O.T. en combate se representaba en caóticos enfrentamientos con titanes particularmente difíciles e impredecibles, capaces de neutralizar prácticamente cualquier maniobra evasiva, las nuevas mecánicas propuestas por el equipo de desarrollo introducen un nivel estratégico muy superior, incluso en los niveles más altos de dificultad es capaz de saciar la necesidad de desafío de los jugadores más habilidosos. En realidad, la tarea de derrotar a los devoradores de hombres no es ingrata y aunque las bestias tienden a defenderse con movimientos poderosos, es fácil percibir el flujo de acciones necesarias para tumbar al gigante. Como en el episodio anterior, cada victoria nos recompensa con Fondos del cuerpo, necesarios para comprar artículos y construir nuevos equipos.

Titanes en los modos online

Finalmente, Attack on Titan 2 tampoco se olvida de los modos online. Regresan los modos online cooperativos, junto al nuevo modo competitivo PvP, donde los usuarios luchan entre ellos por conseguir la mayor puntuación. En el modo Aniquilación, dos equipos de cuatro jugadores compiten para conseguir la mayor puntuación dentro de un límite de tiempo determinado. Vencer a los titanes es una de las formas más importantes para obtener puntos individuales y mejorar en la clasificación. Aunque, trabajar conjuntamente será clave, ya que el equipo podrá obtener Bonificaciones en cadena al destruir cada parte del cuerpo del titán. Construir y defender las bases resulta también una forma eficiente de asegurar la obtención de puntos. La funcionalidad online no se limita al juego competitivo, pues se pueden llevar a cabo las misiones de forma cooperativa en el modo Historia y en las Misiones de explorador.

En lo que respecta al sector puramente técnico y artístico, Attack on Titan 2 se presenta con textos en español y excelentes modelos poligonales que se visten de un estilo gráfico cel-shading, que se adapta bien a los espléndidos dibujos del anime japonés homónimo. Por otro lado, la banda sonora original y doblaje en japonés son más que satisfactorios y acompañan muy bien las escenas de corte que componen el modo historia.

Conclusiones

Attack on Titan 2 sin duda, ha cumplido con nuestras expectativas. El solvente equipo de Omega Force ha logrado mejorar algunos de los elementos menos exitosos del primer episodio e insertar una serie de mecánicas atractivas. Aunque proponer un personaje desconocido y personalizable para la aventura podía parecer arriesgado, al final la producción debe mucho de su solidez a esta decisión. Aunque el título reserva el banquillo para los personajes más populares de la serie, la posibilidad de convivir con ellos nos ha permitido descubrir cantidad de detalles que, por ejemplo, no han encontrado espacio en la televisión o los cómics.

En resumen, A.O.T. 2 es el título que los fans de la serie merecen: los desarrolladores han logrado capturar gran parte de la esencia violenta y destructiva que proviene del encuentro con un titán. Tras el proceso de refinado, las mecánicas básicas del juego parecen no tener tendencia a envejecer gracias a la cantidad de opciones estratégicas que podemos adoptar. Por último, además de una campaña llena de acción que los seguidores disfrutarán a cada instante, también contamos con un modo multijugador bastante divertido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios