Análisis 'Lego City Undercover'

  • Nintendo Wii U nos propone en exclusiva 'Lego City Undercover', un juego basado en la popular serie con un uso del GamePad imaginativo e inédito hasta la fecha.

Desde hace algunas temporadas los títulos de Lego han sido sinónimo de multiplataforma, adaptando a menudo películas y franquicias de éxito para todas las consolas con sus simpáticos personajes y sus bloques de colores. Tratando de alejarse un poco de este sello, y buscando algo de exclusividad, TT Games en colaboración con Nintendo han puesto en el mercado Lego City Undercoverpara Nintendo Wii U. Esperado por muchos como el Lego GTA, el juego se ejecuta entre diversas fases y desafíos apoyado sobre una estructura de mundo abierto para contar una historia de detectives repleta de guiños, cameos, situaciones cómicas, acción y un protagonista con mucho carisma: el inigualable Chase McCain. A continuación comprobaremos si el juego es tan divertido como las propuestas de Rockstar o si por el contario ha sido únicamente una cuestión de voluntad.

Con buen estado de ánimo

Como es habitual en los juegos de la marca, Lego City Undercover recoge clichés, secuencias y personajes -en este caso, de detectives y policías- para darle un tono más ligero y cómico a la producción. Chase McCain es un policía que regresa a Lego City tras unos años alejado de la ciudad por un error cometido en el pasado. Ahora el villano más peligroso y temido se ha escapado de prisión y una oleada de crímenes está castigando la ciudad de los coloridos bloques. Sobre esta base, TT Games nos traslada una historia sólida, bien hilada y muy entretenida, donde veremos referencias a obras como Titanic, personajes como Harry el sucio, Colombo o  Starsky & Hutch, entre otros, lo que lleva al jugador de sorpresa en sorpresa. Todo muy similar a lo que ocurre con las películas de Pixar, que son agradables para los niños y, al mismo tiempo, los adultos se identifican y divierten. Otros elementos, como la forma en que los personajes interactúan, así como sus diálogos, terminan de dejar esta faceta aún más clara. En conjunto, todo permite que el juego adopte un tono muy ligero, demostrando que no se toma el formato demasiado en serio.  Es cierto que al adoptar un estilo que se identifica con otros títulos de mundo abierto como la serie Saints Row o Grand Theft Auto, Lego City Undercover podría haber tomado una posición más adulta, lo que por otra parte, no coincide mucho con el espíritu de la franquicia. El título puede ser perfecto para que lo jueguen niños que no tienen la edad suficiente como para entender la violencia insana de GTA, pero que les gustaría jugar algo del estilo.

Cuando el GamePad se utiliza correctamente

Debido a que es un juego publicado en exclusiva para Nintendo, TT Games ha puesto especial interés y cuidado en la programación con el fin de aprovechar al máximo el GamePad Wii U y sus características, como la pantalla táctil y demás particularidades. Como era de esperar las funciones propias del mapa están presentes en la segunda pantalla de Wii U, pero el mando ofrece mucho más. Chase recibe las órdenes de sus superiores en una tableta similar al propio mando, lo que ayuda al jugador tanto en las investigaciones como para comunicarse con otros personajes. Básicamente, un teléfono inteligente. Esto significa que cuando Chase recibe una llamada, se oye la conversación por los altavoces del mando dejando en la televisión la imagen y el ruido propio de la ciudad mientras el GamePad sigue mostrando la imagen del personaje que ha llamado.

Otra característica interesante del controlador se presenta en el momento de escanear la escena de un crimen en busca de pistas y sospechosos. Dentro del juego, McCain utiliza su tableta para buscar pistas en el escenario. Empleando el sensor de movimiento del mando de control, se pueden investigar las escenas y sus alrededores en la búsqueda de personajes y objetos ocultos. Pero no hay que preocuparse demasiado, ya que el jugador no tendrá que moverse en la búsqueda, que siempre se realiza en el espacio que ocupa el televisor. Estos modos de inmersión son muy eficaces y demuestran que Wii U y su GamePad pueden ser utilizado en los juegos de manera correcta, definida y divertida, huyendo del estricto régimen de mapa e inventario, que muchos incluyen en sus producciones como único aliciente de uso de la segunda pantalla de la consola. Algo que se ha demostrado insuficiente desde el nacimiento de la doméstica de Nintendo.

En relación al control del juego, cualquiera que haya tenido experiencias previas con la serie no tendrá ningún problema con los comandos, mientras que los nuevos jugadores pueden estar tranquilos, ya que la franquicia no demanda precisión quirúrgica para disfrutar completamente de la experiencia, algo que está en consonancia con el moderado nivel de dificultad, lo que permite que jugar a Lego City Undercover sea un divertido y natural ejercicio tanto para niños como para adultos. Desde el comienzo del juego, Chase McCain pasea como una vieja leyenda por Lego City, y como tal, los malos no suponen una auténtica amenaza para el, lo que nos deja un nivel de dificultad bastante bajo en conjunto. Esto termina causando que determinadas secciones sean competentes en lugar de entretenidas. Por ejemplo, la serie estrena carreras de obstáculos y contrarreloj, pero todos los vehículos circulan más o menos a la misma velocidad ya estemos al volante de un deportivo o subidos en un camión de basura. Esta particularidad enfocada a que el juego sea más homogéneo, tira por tierra las sensaciones y la dificultad de adaptarse al control y velocidad de cada vehículo encontrado o recogido.

Disfrazado para hacer cumplir la ley

En su aventura, McCain debe infiltrarse en diversos lugares y actuar de diferentes maneras. Esto se realiza empleando diferentes uniformes y trajes que se desbloquean a lo largo de la historia. Una dinámica interesante y que se adapta muy bien al formato del juego, despejando la posibilidad de crear mecánicas abusivas en su repetición, pues cada traje incorpora una función diferente para Chase. Esto significa que el jugador puede volver a cada escenario una vez consiga los diferentes trajes para hacerse con tesoros o abrir rutas que no eran accesibles sin la adecuada vestimenta. Ya con un buen número de disfraces desbloqueados, el jugador podrá revivir las 15 misiones de la historia en juego libre para lograr todos los coleccionables que no se podían conseguir hasta el momento. De modo que las opciones de rejugabilidad son bastante altas, aunque se echan en falta opciones cooperativas.

A nivel técnico, el juego cumple con lo que se esperaba excepto por la cantidad de tiempo que invierte en la gestión de las cargas. Por otro lado, los efectos y las voces en su versión para nuestro país son adecuadas, agradables y coinciden con los caracteres. El único problema es la ausencia de una banda sonora para acompañar la historia, aunque esto no supone un defecto importante del juego.

Conclusiones

TT Games ha logrado con Lego City Undercover crear un universo sólido asentado en una ciudad creada para albergar a los personajes de uno de los títulos más interesantes de la corta vida de Nintendo Wii U. El juego tiene la capacidad de atraer con un formato divertido e interesante a toda la familia con el clásico tono cálido que ofrece la serie, combinado con un mundo abierto lo suficientemente convincente como para ser explorado durante horas. Además, se ha logrado explorar un poco más las posibilidades, así como el hardware de la consola, con uno de los pocos títulos que realmente permiten disfrutar de la experiencia de una manera innovadora. Aunque no es un juego perfecto, Lego City Undercover es un título que los propietarios de Wii U deberían al menos probar. No saldrán defraudados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios