'Kinectimals', más divertido con osos

  • Tras los felinos del pasado año, la segunda entrega de la saga continúa la aventura con nuevos protagonistas: cinco oseznos.

Microsoft Studios y Frontier Developments retornan al reino animal gracias a una nueva entrega de Kinectimals y sus simpáticas mascotas virtuales, que amplían el contenido de cachorros felinos lanzado el año pasado en el estreno de la fórmula exclusiva para Kinect añadiendo al plantel de mascotas del juego nuevos amigos: cinco oseznos con muchas ganas de pescar, trepar, y explorar en el nuevo mundo Kinectimals.

Tras una introducción comenzaremos nuestra andadura en las costas de Lemuria, concretamente en una isla desierta completamente nueva en la que nos estarán esperando nuestros nuevos y esponjosos amigos. Bámbel y Lina, nuestros guías, nos ayudará a explorar la isla para encontrar los secretos del capitán Blackwood, así deberemos elegir a uno de los cinco cachorros disponibles: Panda, Oso Negro, Grizzly, Cinnamon y Oso Polar.

Aunque para comenzar nuestra aventura sólo disponemos de cinco cachorros, a lo largo de la zoológica experiencia, podremos desbloquear cinco cachorros más. Hay que apuntar antes de comenzar que aquellos usuarios que dispongan de la entrega anterior podrán disfrutar de la nueva experiencia con la descarga de la nueva isla a través de Xbox Live y, además, continuar con la exploración acompañando a cualquiera de los juguetones cachorros felinos de los que ya disponíamos.

Una sólida experiencia animal

Con populares minijuegos como pesca, buscar tesoros, malabares, salto de comba o equilibrismo, el título nos invita a vivir una sólida experiencia animal, realizando el mismo recorrido que llevó a cabo el capitán Blackwood cuando exploraba la misteriosa isla, 200 años atrás, para descubrir un antiguo secreto enterrado que dará pie a una nueva y emocionante aventura, que mantendrá a los más pequeños de la casa entretenidos mientras cuidan, miman y aprenden de sus mascotas virtuales.

Pero el verdadero viaje comienza cuando adoptamos y ponemos nombre a nuestro nuevo amigo aventurero en el Círculo de enlace. Tranquilo, aunque a simple vista tengamos dificultad para seleccionar a cualquiera de los adorables cachorros, y decidirnos por uno en concreto, no hay que preocuparse por el resto, volveremos a verlos y podremos conocerlos mientras exploramos la isla. Además, cuando nos crucemos con alguno de ellos, podremos crear un enlace de inmediato o seguir jugando con el que ya tenemos.

Con algunos trucos iremos descubriendo cosas nuevas en la isla y ganando puntos de descubrimiento. Cuando tengamos suficientes, se descubrirán zonas ocultas donde hallaremos nuevos entornos en los que afrontar pruebas. Las pruebas nos ayudan a obtener monedas, medallas y juguetes nuevos, gracias a intuitivos minijuegos que se realizan contrarreloj, como conducir coches teledirigidos o lanzar contra objetivos. Pero no sólo encontraremos tesoros con nuestro cachorro, con la ayuda del telescopio podremos encontrar objetos ocultos diseminados por Lemuria y Mira. Todo sin olvidar que debemos seguir prestando especial atención y cuidados a nuestros amigos, que siguen demandando atenciones y cuidados físicos. Pero son buenos chicos y podremos contentarles comprándoles alimentos y juguetes en la tienda disponible de Lemuria, así como muebles y objetos de decoración para nuestra vivienda.

Los osos ganan

En esta nueva entrega se ha mejorado sustancialmente el uso de Kinect en relación a lo mostrado en la entrega anterior. Cuenta con escenarios mucho más realistas, un nivel de calidad general mayor y mucho cuidado en los detalles, tanto de los personajes, que mejoran sustancialmente, como en los entornos, más bellos y vivos. Las animaciones están perfectamente logradas y los animales presentan un aspecto entrañable. Tampoco hemos encontrado ralentizaciones en ningún momento durante el desarrollo de la aventura. Para finalizar hay que destacar que el juego llega a España perfectamente localizado para que los peques no tengan el mínimo problema ni con las voces ni con los textos.

En resumen, un juego sumamente recomendable, entretenido y divertido para niños amantes de los animales que no dudarían en partir junto a un cachorro de oso en busca de aventuras por una misteriosa isla repleta de tesoros. Vamos, para todos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios