Vivir

Ars Nova impulsa el folk-rock

  • La banda sevillana es finalista del concurso nacional Sarmiento Rock y tiene previsto asistir al Trebufestival

Ars Nova, un concierto para sentir y vibrar... y bailar, bajo ese eslogan se presenta este humilde grupo sevillano cuyo batería y corista, José Antonio González, reconoce que el futuro y la prosperidad de la banda dependen, en gran medida, de la estabilidad económica de cada uno de sus componentes. Son conscientes de las dificultades y de los perfiles que busca el público y el panorama musical español, pero aun así han decidido entregarse a su vocación sin otro objetivo que el de disfrutar y sentir cada segundo encima del escenario como si fuera el último. Asimismo, apuestan por aportar su grano de arena para conseguir una cultura musical más diversa en España.

El propio músico comenta que es complicado catalogar y etiquetar al grupo: "Quizás la definición que más se le acerque sea la de folk-rock progesivo, teniendo a Jethro Tull como el referente más claro". La esencia de Ars Nova se centra en "una base rockera muy fiel a la filosofía de los años 70" y melodías muy trabajadas e interpretadas con voz, flauta travesera y piano. Toda una convergencia de estilos con distintas inspiraciones que dan lugar a una música que provoca distintas sensaciones al público. "Lo que ocurre en un concierto de Ars Nova es muy intenso. Desde momentos en los que el público vibra con las canciones hasta otros en los que no se para de saltar con los animados ritmos y melodías celtas", explica el batería.

Esto se debe a que los músicos tienen una orientación muy diversa: Gabriel, el cantante y flautista, es amante del rock de los años 70; Elena, piano y teclados, y Clara, bajo y violín, vienen de una formación clásica; Gabriel Gómez, el guitarrista, "es rock puro"; José Antonio González, el batería, ha trabajado en flamenco, jazz, blues, folk y rock.

Esta agrupación con 10 años de historia ha superado distintos altibajos a lo largo de su trayectoria. Hasta la incorporación de José Antonio González hace apenas unos meses, Ars Nova había tenido ciertos contratiempos con la permanencia de sus miembros. Sin embargo, tras la colaboración de éste con la banda en un tributo a Celtas Cortos llamado Hechizo, la agrupación ha adquirido estabilidad; van casi diez conciertos por toda Andalucía y España, y se encuentran en un gran momento.

Pese a la humildad que quieren transmitir, se están configurando como un referente en el folk-rock sevillano. El pasado 13 de marzo ganaron el concurso, a nivel nacional, de Las Lunas de Ampudia, donde se presentaron grupos de todos los estilos, y en el que decidieron "ser ellos mismos", según González. Por otra parte, también se encuentran en la final a tres del festival Sarmiento Rock de La Seca (Valladolid), en el que actuarán el próximo 16 de abril. Asimismo, asistirán al Trebufestival el día 24 de este mismo mes.

Por otro lado, el batería afirma que, en estos modestos niveles, es muy emocionante viajar y que el público agradezca tu música e inclusive compre tu disco en la situacion económica actual. "Eso ayuda a costear los desplazamientos a otras partes de España, porque los premios no suelen contar con una dotación económica excesiva", explica González.

Una vez a la semana, aproximadamente, se reúne para ensayar esta banda que ya cuenta con dos discos y presenta la ventaja de que sus integrantes están casi las 24 horas del día en contacto con la música debido a que sus trabajos están íntimamente relacionados: profesores de música en colegios, fabricante de instrumentos...

Ars Nova XIV cumple su décimo aniversario y pretende seguir expandiéndose por el norte de España, sobre todo, donde sus trabajos han tenido más éxito. Además, en 2017 estrenarán nuevo álbum y quieren que estos festivales les faciliten su grabación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios