desplazamiento sin incidentes

El taller, el primer destino en vacaciones

  • Los mecánicos insisten en que poner a punto el vehículo antes de echarse a la carretera es una inversión en seguridad

El taller debe ser la primera parada de las vacaciones, pero muchos conductores no son conscientes de que revisar el coche es fundamental para empezar con buen pie el descanso estival: una simple avería puede traer consigo consecuencias fatales que arruinen estos días tan ansiados. Dicen los expertos que los españoles suelen escatimar a la hora de la famosa puesta a punto de sus vehículos, y prueba de ello es que durante los meses de verano las carreteras españolas son escenario de numerosas incidencias provocadas por pequeñas averías. Así que tener el coche a punto se convierte en una obligación por nuestra propia seguridad y la de los demás. Los consejos empiezan desde lo más básico, como llevar la documentación necesaria, los triángulos homologados o los chalecos reflectantes, si bien una revisión rigurosa realizada por un taller especializado es garantía de seguridad al volante.

Así que la época de mayor afluencia en los talleres suele ser en verano, concretamente en el presentes mes de agosto, cuando una gran parte de la población planifica trasladarse al destino vacacional escogido. Y, como ocurre con tantas otras parcelas de la vida, se deja todo para última hora. En talleres como Cortijo están estos días completos de coches que van a pasar la revisión prevacacional, por lo que la lista de espera puede alcanzar hasta cuatro días. Cuenta Manuel Fernández, uno de los trabajadores, que la mayoría de los clientes suelen llevar sus coches al taller aproximadamente tres días antes de irse de vacaciones. "Siempre digo a mis clientes que lo peor que les puede pasar en vacaciones es que se queden tirados con su familia en plena carretera", insiste. Según el experto, lo principal es revisar los filtros, los amortiguadores, el cambio de aceite, las luces... Fernández hace especial hincapié en los neumáticos, ya que durante el verano el asfalto adquiere una temperatura superior a los 50 grados y esto puede ocasionar un reventón en las ruedas. "Hay que ser fiel a nuestro coche, la seguridad está ante todo", concluye.

La mayoría de los incidentes ocurridos durante un viaje se pueden prever. En el taller Coopeanto, Bartolome López, vicepresidente de la Asociación cordobesa de Talleres Independientes, insiste en que el proceso es rápido, normalmente dura una hora. López destaca que son los propios expertos y trabajadores del taller quienes aconsejan cambiar los neumáticos o el aceite, ya que los clientes no le prestan especial atención a estos detalles. Y en lo que coinciden todos: lo más importante de las vacaciones, además del disfrute de las mismas, es la seguridad durante los desplazamientos para que el regreso a casa se produzca con plenas garantías.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios