Coronar una cima solidaria

  • Dos jóvenes organizan en septiembre un reto por la Sierra de Cádiz utilizando una bicicleta cedida por el Consorcio de Transporte de Sevilla

Para Ángel Orts hacer rutas imposibles de montaña a lomos de su bicicleta es la forma ideal de pasar los ratos libres. Acostumbrado a jornadas maratonianas por Sierra Nevada o a participar en circuitos provinciales y competiciones nacionales, un día este joven sevillano llegó a la conclusión, junto con Guillermo Tello, uno de sus amigos más cercanos, de que podían convertir ese desafío personal en un reto solidario. Orts se encargaría de la parte deportiva mientras que Tello, quien padece una discapacidad física, se centraría de la organización de la cita. Así, este tándem se puso a trabajar y el pasado septiembre lanzaron su primer reto: coronar Mulhacén, Veleta y Alcazaba en un solo día. O lo que es lo mismo: 180 kilómetros de distancia y 6.800 metros de desnivel. "No teníamos ninguna experiencia organizando retos y fue algo que quedó más entre amigos", explica el deportista, quien además tuvo algunos problemas para terminar la ruta pues en el último momento sufrió mal de altura y la noche se le echó encima. "Aun así, fue un éxito. Conseguimos recaudar unos 700 euros para la asociación Divertina", concluye con satisfacción.

Este año la ruta elegida será por la Sierra de Cádiz, empezando en El Mongote y pasando por Zahara de la Sierra, Las Palomas, Villaluenga y El Bosque. De nuevo, lo recaudado será para Divertina, un proyecto centrado en animalterapia para niños con discapacidades, para el que quieren conseguir un local. Pero esta vez contarán además con el apoyo del Consorcio de Transportes, que proporciona la bicicleta con la que se enfrentará al desafío del próximo 17 de septiembre. "Éste es el reclamo, utilizar una bici pública para así reivindicar el uso de un medio de transporte limpio", explica Tello, quien fue el encargado de ponerse en contacto con la institución sevillana. "Ellos aportan la bicicleta y la adecuarán para el evento, porque aunque parte del atractivo es que se trate de una bici de paseo, hay que hacer algunas modificaciones como cambiar los pedales o adaptar el sillín", expone el organizador. Por parte del consorcio, Francisco Ramos, director de atención al usuario y calidad, argumenta que "nunca habían recibido una propuesta tan peculiar", pero que desde el primer momento dijeron que sí, pues querían "participar y apoyarles en lo que necesitasen". Es por eso que han querido enmarcar esta actividad dentro de la semana europea de la movilidad, durante la cual fomentarán alternativas al coche y propondrán formas de movilidad sostenible para concienciar a los ciudadanos.

Otro de los puntos en los que estos dos amigos quieren incidir, es en "abrir el reto a cuantas más personas mejor", pues la vez pasada Orts lo realizó en solitario. Para ello durante el verano han organizado algunos encuentros con grupos ciclistas como Zalivas-Tostaítas o Ciclos Abuelos. La próxima quedada será el 3 de julio en Salteras para hacer la ruta de los Monasterios, de unos 40 kilómetros de distancia. Estas citas están abiertas a todos los públicos y quien desee participar podrá hacerlo confirmando sus asistencia a través de su página de Facebook Reto ciclista solidario. Sin embargo, sobre la convocatoria oficial advierten que sólo podrán acudir "personas de equipos y de clubes con experiencia, pues se trata de un puerto de primera categoría". Pero animan a aquellas personas que quieran participar pero no reúnan las condiciones físicas para realizar la prueba a hacer una aportación económica para la recaudación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios