Mejorar la salud sin salir de casa

  • Antonio Ortiz, autor de 'Cómo ser tu propio entrenador personal', tutela 'on line' a aquellos que quieren perder peso o mejorar su físico

Mejorar la salud y el rendimiento físico con la tutela de un profesional sin salir de casa es posible. Un seguimiento on line de la nutrición y el entrenamiento a realizar o consultas a través de Skype son algunas de las bases del método empleado por Antonio Yuste, autor del libro Cómo ser tu propio entrenador personal. "Les indico las bases en los hábitos saludables según las circunstancias de cada persona para que ellos mismos puedan ser sus propios entrenadores personales", explica.

Aunque se ha dedicado al marketing, Yuste lleva 20 años entrenando. "Vi que podía trabajar desde casa y ser emprendedor con esta propuesta", remarca. En breve sacará su propia página web para ofrecer así un "servicio más vip". Así, mediante un seguimiento on line, aconseja tanto sobre la alimentación como de los ejercicios diarios.

Además, según el objetivo de la persona, Yuste da las claves para los planes de su entrenamiento: mejorar el físico, la salud, mayor rendimiento en la vida personal o si son atletas de élite o se están preparando unas pruebas de oposición. "Hay que educar a la gente, saber qué es cierto y qué no. Muchos repiten los mitos que escuchan en el gimnasio, copian dietas de internet o entrenamientos de sitios de dudosa calidad en lugar de ponerse en manos de profesionales", explica resaltando que el mayor problema que se encuentra al tratar con nuevos casos es la "desinformación o la información errónea".

Ser tu propio entrenador personal es posible, pero con la ayuda puntual de profesionales. Para facilitar esta tarea, hace unas semanas lanzó el libro Cómo ser tu propio entrenador personal, en el que explica los hábitos a seguir para la persona que quiera mejorar su rendimiento físico o su salud. Entre los "fallos" que más detecta se encuentran las calorías invisibles: "Cuando haces el cuestionario sobre qué tipo de alimentación lleva, veo calorías escondidas en alimentos sanos. Por ejemplo, si a una ensalada le empiezas a echar otros productos calóricos vas a tener un superávit que te va a hacer engordar".

Además, aconseja aprender a mirar las etiquetas de los alimentos para aprender qué se le echa a los alimentos. "Tenemos que intentar conseguir los alimentos menos procesados posibles. Se le da poca importancia a adquirir aquéllos que están hechos de forma natural y pagar algo más por un producto de más calidad", recalca. Las fórmulas mágicas en el entrenamiento personal, además, no existen. "No hay secretos. Todo se resumen en una mejor alimentación, un buen entrenamiento y tiempo. Además de paciencia, porque no se puede pretender tener en tres meses un físico de tres años. Hay gente que quiere cosas muy rápidas y no están dispuestos a trabajar por algo", resalta Yuste.

Entre sus clientes destacan las personas sedentarias, aquellas que han intentado hacer una dieta sin éxito, mujeres que vienen de un embarazo o quienes simplemente quieren mejorar su rendimiento. "Luego hay un 20 o 25% de hombres que son deportistas, sobre todo ciclistas y corredores, y otro 5% que son opositores. Pero, en general, personas sedentarias que quieren mejorar y tener una vida más saludable", concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios