Salir con arte: Bilbao, el inicio de la pintura moderna

La colección de 41 cuadros del pintor Gonzalo Bilbao pertenecientes a los fondos del Museo de Bellas Artes es una de las citas ineludibles para los aficionados a la pintura y a la cultura ambientada en Sevilla. Exposiciones como esta contribuyen a reivindicar la importancia de los pintores sevillanos. En el caso de Gonzalo Bilbao, se trata de uno de los artistas fundamentales en el tránsito entre los siglos XIX y XX, que contribuyó a la modernización de la pintura sevillana.

Para explicar la vinculación con su medio artístico, en esta primera exposición sobre su obra se ha contextualizado su trabajo poniéndolo en relación con el de artistas que le precedieron o contemporáneos en los que ejerció o de los que recibió influencias, como Jiménez Aranda, Villegas o Andrés Parladé. La muestra se divide en tres ámbitos: formación de su estilo, luz y color, y un tercer apartado dedicado a su obra cumbre, Las Cigarreras. Pero más allá de este famoso lienzo hay que hacer hincapié en sus luminosos paisajes o sus retratos, con los que alcanzó altas cotas de calidad en la escuela sevillana.

Los cuadros de Bilbao de la colección permanente que ahora están en esta exposición se han sustituido por otros procedentes del almacén del museo: Juglar con bandejas de plata, de Parladé, Sin pan, de González Santos, o Pescadoras bretonas, de Manuel Benedito.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios