Salir de día: Otear Sevilla desde lo alto de la Catedral

  • l La entrada son 12 euros e incluye servicio de guía. Las visitas se interrumpen los días 1 y 2 de enero. Más información sobre cómo gestionar las reservas en el teléfono 902 099 692

catedral de sevilla

Es el mayor templo gótico del mundo y su torre campanario es el símbolo que representa a la ciudad allá donde vaya. Los que quieran darse el capricho de contemplar la Catedral de Sevilla desde sus azoteas y prácticamente tocar la Giralda no pueden perderse las visitas guiadas que se organizan también en estas fiestas y que permiten además contemplar la ciudad desde un lugar privilegiado.

Hace unos meses, el Cabildo de la Catedral de Sevilla puso en marcha un programa para acceder a las cubiertas del edificio a través de una escalera de caracol que nace junto al monumento de Colón. Los visitantes ascienden a través de tres niveles (la vista final es desde unos 30 metros) en los que además de unas espectaculares vistas se pueden apreciar detalles como los dibujos que el maestro constructor hacía sobre el suelo para señalar determinados elementos necesarios para la construcción. Sólo sobre los dos primeros niveles se puede caminar ya que el tercero no está habilitado para que los visitantes puedan pasear por él. La visita la completa el recorrido por un pasillo que discurre por el interior de la Catedral y en el que se pueden contemplar restos almohades, renacentistas y barrocos. Además, este enclave ofrece una visión diferente del altar mayor, las vidrieras y los órganos de la Catedral.

Aunque la Catedral puede visitarse todos los días (salvo las horas en las que haya culto), para acceder a las cubiertas hay que reservar a través de su página web www.catedraldesevilla.es. Hay pases mañana y tarde (fines de semana y festivos sólo mañanas) y las visitas son para grupos de entre 10 y 25 personas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios