Salir de compras: Escaparate a la pastelería marroquí

pastelería matuka

Aunque de nacionalidad española, Dulce Nombre Silva pasó toda su niñez en Marruecos y desde que se instaló en Sevilla en 1992 la gastronomía de ese país ha sido uno de sus grandes anhelos. Por eso, cuando la crisis económica la obligó a replantearse su futuro laboral decidió dar el paso y emprender un negocio con el que acercar la cocina marroquí a los sevillanos. Hace dos meses abrió en Sevilla Este la Pastelería Matuka, donde se elaboran artesanalmente decenas de recetas.

Cuenta la empresaria que "era muy frustrante no encontrar los auténticos dulces morunos en prácticamente ningún sitio, ya que la mayoría de pasteles que se conocen como marroquíes son realmente libaneses". Ahora, con la ayuda de Mohssen, "que es el pastelero y parte imprescindible de este proyecto", cada día ponen a la venta entre 25 y 30 tipos de pasteles diferentes y todos provienen de recetas de la pastelería tradicional marroquí. "Después de muchos años trabajando como pastelero en Tánger", explica Dulce Nombre, "Mohssen llevaba tiempo dándole vueltas a la misma idea que yo. Fue una suerte que nos encontráramos".

Además de los dulces morunos más conocidos por el público sevillano como la briuat de almendra o el cuerno de gacela, en Matuka se encuentran multitud de propuestas más desconocidas -el mazapán de almendra molida es un ejemplo- pero igual de sabrosas. Todas, explica la empresaria, "tienen como base los frutos secos". Aunque al principio "les cuesta un poco a los clientes atreverse con algunos pasteles, en cuanto los prueban siempre repiten", dice.

Además de los dulces, en Matuka se elaboran también artesanalmente recetas saladas como la pastela marroquí rellena de pollo y almendra o de gamba y atún. Pronto, además, venderán cous cous para llevar. Asimismo, venden pastelería francesa y bollería de otros obradores artesanales. Todo, dice Dulce Nombre, "con la misma calidad que aportamos a nuestros propios productos". El objetivo de Matuka, que ofrece servicio de catering y aspira a vender a otros establecimientos y restaurantes, es "llevar la pastelería marroquí, tan vistosa, sabrosa y apropiada para bodas y otros eventos, a todo el público".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios